FMI asistirá reforma fiscal RD

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/3108EA09-0B05-48A2-8E70-B901DE796211.jpeg

POR CLAUDIO CABRERA
El Fondo Monetario Internacional (FMI) efectuará conjuntamente con el gobierno la nueva reforma tributaria, para lo cual el organismo multilateral se comprometió, mediante el “Acuerdo Stand By”, a otorgar la debida asistencia técnica.

Aunque originalmente estaba prevista para ser adoptada el próximo junio de este 2005, esta semana el secretario de Finanzas, licenciado Vicente Bengoa, sostuvo que su presentación al Congreso dominicano podría ser aplazada para dentro de dos años y medio.

Refirió que antes se había presentado una urgente situación en que había que adelantar la reforma tributaria, no tanto por el problema del RD-CAFTA, sino por el problema de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que igualmente urgía un calendario similar.

“Yo he recibido una comunicación, anteayer del canciller, que me dice que en el viaje que hicieron a Washington, donde estaban los presidentes y estaba el presidente de Honduras, se llegó a un acuerdo amigable, y yo tengo la comunicación escrita, donde nos van a dar dos años y medio y no quince meses (que es un año y tres meses), sino que nos van a dar dos años y medio”.

Bengoa entiende que con eso ya no tendrán la premura de someter la reforma tributaria al Congreso en medio de un proceso electoral, “porque la van a picotear, la van a mutilar, le va a hacer diez mil cosas, porque cada legislador quiere quedarse y quiere salir reelecto y van a llamar a los diferentes sectores a preguntarles qué usted quiere y van a comenzar a darle tijeras”.

Sostuvo que se trata de una reforma que no pretende recaudar de manera adicional, sino eliminar todas las distorsiones que se crean en el sistema tributario.

Esta nueva situación, añadió, dará un respiro al país, en vista de que con ello no tendrá el gobierno que mandar al Congreso el proyecto tributario en forma apresurada en medio de un proceso electoral como el que se tiene programado para mayo del 2006.

ASISTENCIA TÉCNICA DEL FMI

Según expresa el Programa Económico, “el gobierno (dominicano) desarrollará, con la asistencia técnica del FMI, los detalles de un paquete de reformas tributarias”.

Sostiene que “para junio de 2005 acordará una estrategia para su implementación, que podría ser adelantada dependiendo de la fecha de la aprobación del RD-CAFTA”.

La fecha que originalmente estaba prevista para ser presentada era en los próximos 15 meses ante el Congreso Nacional, según lo expuso el licenciado Bengoa, pero fue pospuesta, tal como lo refiere un “fax” o comunicación que le fue enviado a la Cancillería dominicana y cuya copia recibió esta misma semana. El acuerdo para concertar la próxima reforma fiscal está contenido en el “Programa Económico de la República Dominicana” (2005-2006), que regirá por dos años la extensión del programa “Stand By” del país con el FMI.

Se resalta en el documento que “esta estrategia de implementación será compatible con nuestro compromiso de consolidar aún más la posición fiscal en el 2006”.

Adicionalmente, expresa que el gobierno se comprometió también a que con la debida asistencia técnica del FMI y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), efectuar un plan de acción para garantizar que las reformas legales estén acompañadas del fortalecimiento de las capacidades y las reformas institucionales necesarias.

MIRANDO LA REFORMA

Bengoa sostiene que el sistema dominicano contiene seis impuestos que son los que aportan la mayoría de ingresos al fisco, igual al 90% de las recaudaciones.

Esos son, primero, el que genera los mayores recursos al Estado, el Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados, Itbis, el cual según estimaciones va a generar al gobierno unos RD$40,000 millones. El segundo lo es el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que se les cobra a las empresas de sus beneficios y que se les deduce a los trabajadores y empleados, cuyo monto previsto ronda los RD$25,000 millones para este año 2005.

En tercer lugar está la Comisión Cambiaria que deberá aportar RD$21,000 millones al final del año y es el que está creando, entre otras cosas, la necesidad de efectuar la reforma tributaria.

Un cuarto impuesto lo es el arancel aduanero que representa unos RD$15,000 millones, previstos y programados para el final del año que transcurre.

Como van las cosas con esta Comisión Cambiaria, todo lo que se va a recaudar por impuestos aplicando el arancel en las Aduanas, es RD$6,000 millones menos que lo que se recauda por dicha Comisión.

En la línea de ingresos fiscales figuran los impuestos a los hidrocarburos, unos RD$14,000 millones, mientras que el sexto gravamen es la ley del Impuesto Selectivo al Consumo aplicado a las bebidas alcohólicas y a los tabacos, que dan unos RD$9,000 millones.

Recuerda Bengoa que el acuerdo con el RD-CAFTA establece que todo impuesto o gravamen que se aplica a las importaciones “hay que eliminarlo”, lo mismo que exige la OMC.

¿HAY CONFUSIÓN?

El problema radica en cómo sustituir los ingresos fiscales que implican el cobro de la Comisión Cambiaria, que hay que desmontarla una vez entren en vigor los acuerdos comerciales previstos. Aquí está el “quid” de la reforma.

Hay que considerar que solamente en el primer año, el RD-CAFTA sólo en ingreso aduanales va a significar US$2,600 millones.

Bengoa señala que en esta fase es donde se está actualmente conversando con los sectores empresariales, para arribar a un consenso acerca de cómo sustituir la Comisión Cambiaria por un impuesto accesorio que permita al fisco amortiguar estos ingresos.

Para ello se explora el aumento en la base del Itbis, así como las alternativas que habrán de suscitarse como resultado de la reforma tributaria a ser emprendida.

De acuerdo con el asesor del gobierno en materia de negociaciones con la OMC, licenciado Luis Manuel Piantini, la comisión cambiaria será objeto de un arbitraje dentro de 45 días, para que el país demuestre la necesidad de desmantelarla en el tiempo máximo de 15 meses. Por eso mostró sorpresa en torno a una información publicada por Clave Digital, en el sentido de que la OMC había concedido 30 meses al país para desmontar dicha comisión.

No obstante, el secretario de Finanzas aseguró en el Almuerzo del Grupo de Comunicación Corripio este miércoles pasado, que había recibido una comunicación de la Cancillería donde se le informaba que la posposición en dos años y medio para desmontar la Comisión Cambiaria había sido lograda por el país, gracias a un consenso obtenido en Washington, cuando los presidentes de Centroamérica y del país se reunieron para debatir asuntos relativos al RD-CAFTA junto al presidente estadounidense, George Bush.

EMPUJANDO EL RD-CAFTA

Para el embajador estadounidense, Hans Hertell, se incurriría en un grave error con tratar de retrasar la ratificación del acuerdo de libre comercio hasta que se haya completado la reforma fiscal, ya que el país podría perder mayor competitividad ante las naciones signatarias del CAFTA.

Según el embajador Hertell, el acuerdo CAFTA-RD, que podría ser conocido por el Congreso estadounidense el próximo junio, conlleva oportunidades tecnológicas, así como cambios fundamentales en las telecomunicaciones, el transporte y en la transferencia de tecnologías.

Hertell, quien fue el orador invitado en el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio, sostuvo que la comisión cambiaria del 13% cobrada por las aduanas dominicanas, no se corresponde con los acuerdos comerciales en que ha incurrido el país dentro del marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Refirió que respondiendo a esos requerimientos, la República Dominicana tendrá que modificar dicho cobro.

Entre otros beneficios, el embajador estadounidense resaltó los que sobrevendrían en el sector turístico, así como el fortalecimiento financiero y fiscal, el aumento de la inversión extranjera y un flujo continuo de remesas que alcanzan unos US$2,000 millones.

Textualmente, el embajador Hertell sostuvo que “si CAFTA no es ratificado, los pobres de la región no van a poder mejorar su condición y, por el contrario, su posibilidad de progresar van a ser minimizadas, mientras que los derechos laborales en Centroamérica y República Dominicana no van a ser solicitados”.

En vez de esto, la competencia para los empleos va a ser más desesperante y va a empeorar la condición de las uniones y los trabajadores en la región, dijo. Puntualizó que el 90% de las exportaciones dominicanas llegan a los Estados Unidos libres de impuestos a través de la legislación para la Cuenca del Caribe que vence en el año 2008, añadiendo que bajo el tratado CAFTA esa cifra será de 99.6% por tiempo permanente.

En adición, se eliminarán las tarifas sobre casi todos los productos manufacturados en los Estados Unidos, que rondan cerca del 80% de las importaciones dominicanas desde ese país, lo que reducirá de un 20 a un 30% los costos de mercancías entregadas (CFI) de una gran cantidad de artículos que los dominicanos consumen diariamente.

Refirió que, por tanto, serán menores los costos de importación para repuestos de vehículos, herramientas de trabajos, mariscos, pescados electrodomésticos, útiles escolares, pañales, útiles tecnológicos y utensilios plásticos.

Entre las mayores ventajas que sobresalen figura también la integración de unos 300 millones de consumidores, como es el caso de los Estados Unidos, ya que los 40 millones hispanos que constituyen el grupo minoritario en ese país, conforman el grupo de mayor poder adquisitivo del hemisferio.

Afirmó que “de hecho, el país (la República Dominicana) en su totalidad, se convertirá en una zona franca en lo relativo a la importación de insumos libres de impuestos, la creación del valor agregado dominicano y la exportación de productos terminados, lo cual generará empleos y las oportunidades que el país necesita”.

Expresó que los industriales dominicanos verán la necesidad de invertir e innovar tan pronto como Estados Unidos y República Dominicana voten a favor del RD-CAFTA y se hayan puesto en práctica sus obligaciones, en un plazo de semanas o meses.