FMI insta a El Salvador a eliminar bitcoin como moneda

FMI insta a El Salvador a eliminar bitcoin como moneda

El Directorio Ejecutivo del FMI emitió un comunicado en el que dijo que la protección del consumidor también está en riesgo con la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal.

El Fondo Monetario Internacional instó el martes al gobierno de El Salvador a eliminar el Bitcoin como moneda de curso legal tras alegar que implica “graves riesgos para la integridad financiera y del mercado”, aunque no detalló cuáles serían.

El Directorio Ejecutivo del FMI emitió un comunicado en el que dijo que la protección del consumidor también está en riesgo con la adopción de Bitcoin como moneda de curso legal. El Directorio subrayó la necesidad de fortalecer la regulación y la supervisión del “nuevo ecosistema de Chivo y Bitcoin”.

“Algunos directores también manifestaron su preocupación sobre los riesgos asociados a la emisión de bonos respaldados por Bitcoin,” dice el comunicado, sin dar más explicaciones.

El Salvador fue la primera nación del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda legal. En septiembre los negocios empezaron a aceptar pagos en la criptomoneda, salvo los que carecían de tecnología para hacerlo, de acuerdo con una ley aprobada por la Asamblea Legislativa que controla el partido oficialista Nuevas Ideas.

A pesar de que el FMI no ofreció detalles sobre los riesgos del Bitcoin, Manuel Orozco, director de Migración, Remesas y Desarrollo de la organización Inter-American Dialogue, dijo que el principal riesgo es que aumenta el déficit fiscal del país. Añadió que el gobierno salvadoreño puso en circulación una cantidad inicial de Bitcoin con dinero del Estado, pero de momento los consumidores no han usado mucho la moneda.

“El sistema financiero no se ha acoplado, no ha podido acoplarse al Bitcoin porque no hay demanda de la moneda,” opinó. “Entonces, eso tiene un riesgo financiero porque aumenta el costo de parte del gasto fiscal y no genera transacciones en la economía local”.

La Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó un fideicomiso de 150 millones de dólares para garantizar la implementación.

Orozco también dijo que la falta de regulación de la criptomoneda es otro riesgo. En tercer lugar, señaló, si no hay demanda de Bitcoin, el consumidor quedará desprotegido. “El punto de partida de todo esto es que toda moneda, sea virtual o sea física, tiene peso de acuerdo con el respaldo económico que tiene un país y la economía salvadoreña es bastante débil,” opinó el experto.

Uno de los más fervientes defensores de la criptomoneda es el presidente del país, Nayib Bukele, quien ha dicho que el Bitcoin traerá inclusión financiera, inversión, turismo, innovación y desarrollo económico a El Salvador. “Que nadie nos diga que somos muy pequeños para ser grandes”, ha afirmado. Entre los argumentos a favor de la criptomoneda, el Ministerio de Economía asegura que el 70% de la población no cuenta con acceso a servicios financieros tradicionales.

Además, con el objetivo de impulsar el crecimiento económico del país “se hace necesario autorizar la circulación de una moneda digital cuyo valor obedezca exclusivamente a criterios de libre mercado” para acrecentar la riqueza, ha dicho el gobierno salvadoreño.

El gobierno salvadoreño no reaccionó de inmediato a la recomendación del FMI.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas