FMI plantea duplicación de su cartera de préstamos

CASA DE CAMPO, La Romana.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) planteó duplicar el monto de su cartera de préstamos, especialmente a los países de economías vulnerables, a fin de evitar que puedan contagiarse con los efectos de la crisis global.

Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI, destacó que el monto de estos recursos es actualmente de US$200,000 millones, pero estimó que lo correcto sería duplicar esta suma para ir en ayuda de esos países.

Eyzaguirre, ex ministro de Hacienda de Chile, habló en el seminario regional clausurado ayer en este complejo turístico de la zona Este, después de que el destacado economista estadounidense George Soros criticara el plan del FMI que autorizará créditos a los países miembros hasta por un monto equivalente a cinco veces el nivel de su cuota.

Tras plantear la necesidad de reactivar la demanda mundial, Eyzaguirre dijo que para el FMI resulta fundamental evitar que se extingan las economías de los países emergentes. “Hoy día las economías centrales necesitan que las economías emergentes no caigan, necesitan que China reactive la demanda interna”, sostuvo el ejecutivo del FMI.

Entiende que tanto el FMI como otras instituciones financieras deben tener una actitud más proactiva evitando que la crisis se extienda hasta los mercados emergentes y una de las alternativas es redoblar su capacidad máxima de préstamos que en la actualidad es de US$200,000 millones, pero que estima como “muy poca”.

Eyzaguirre insto a los países en vías de desarrollo a realizar los ajustes que entiendan necesarios en sus economías y mantener la cooperación hasta donde sea posible.

Soros, uno de los economistas de mayor prestigio en los Estados Unidos, estimó que las instituciones financieras y el propio sistema internacional enfrentan un reto tremendo, que es el de proteger a los países de la periferia de la actual tormenta financiera.

Comentó que el FMI ha propuesto ahora una nueva herramienta que permita a los países de cierta posición financiera tomar préstamos hasta cinco veces el  valor de su cuota, pero adelantó que se trata de una iniciativa “bastante inadecuada”.

Insulza: la región se ve amenazada

La crisis financiera global tendrá una repercusión económica pero igualmente política en toda la región, con un impacto mayormente focalizado hacia una clase media que en los últimos años ha mejorado su acceso al empleo y el ingreso, según el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Considera que no puede decirse que la crisis afectará el proceso democrático porque las elecciones se seguirán celebrando, pero con un alto grado de inestabilidad y dificultades sociales de toda índole.

Insulza dijo que después de haber tenido los más bajos índices de crecimiento económico y social en las décadas de 19 80 y 1990, América Latina y el Caribe han vuelto a crecer y a mejorar sus indicadores de pobreza, pero es justo en ese contexto cuando la región comienza a verse amenazada por los efectos de una crisis que no ha provocado.

 “Cuando a todo el mundo le estaba yendo muy bien en la década pasada, fuimos la región que menos creció en el mundo en los años 80, y una de la que menos creció en el mundo en la década de los 90, pero ahora resulta que nos estaba yendo razonablemente bien en los últimos cinco o seis años y ahora tenemos un entorno bastante complicado”, dijo el Secretario General de la OEA.