Focos de violencia por abordar Metro en Villa Mella

15_03_2016 HOY_MARTES_150316_ El País8 E

En focos de violencia se ha convertido la estación Mamá Tingó, de la línea Uno del Metro de Santo Domingo, debido a que ha rebosado la capacidad para recibir a miles de usuario de ese medio de transporte en las horas picos.

Ayer un hombre que trató de violentar las filas, que pasan de los 400 metros, y subir al andén por encima de la máquina de control, fue detenido por los agentes de seguridad, quienes se vieron obligado a colocarse grilletes para someterlo, debido a su estado de violencia.

Para detener al hombre fue necesaria la intervención de cuatro miembros del Cuerpo Especializado para la Seguridad del Metro (Cesme) en medio del tumulto, ya que la acción se produjo alrededor de las 7:30 de la mañana.

Todos los días en las primeras horas de la mañana se producen dos largas filas, una hacia el Norte y otra hacia Sur, pero ambas convergen en las mismas escaleras.
Para evitar el apiñamiento en el andén Oeste, la seguridad del Metro detienen cada dos o tres minutos a los pasajeros en los pasos de control, hasta que los trenes carguen los usuarios y el área quede despejada.

Hasta el año pasado la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (Opret) utilizaba los dos andenes para abordar el Metro, debido a que uno no da abasto para soportar la gran cantidad de usuario que demanda del servicio.
Diariamente la línea Uno del Metro transporte 160 mil pasajeros.