Folclore dominicano en muestra de Berlín

http://hoy.com.do/image/article/146/460x390/0/6ECDBDED-2E20-4C06-B0C8-D2EB306CD437.jpeg

BERLÍN. EFE. El folclore y el mestizaje caribeño protagonizan desde ayer  una exposición pictórica de arte dominicano en el Museo Etnológico de Berlín como aperitivo a la feria de turismo ITB, que se celebra la próxima semana en la capital alemana y que tendrá a la República Dominicana como país invitado.

   “Tradiciones y costumbres en el arte dominicano”, que repasa cien años de arte de ese país, podrá visitarse hasta el 23 de marzo y es resultado de la colaboración entre la Secretaría  de Turismo y el mayor museo privado de la República Dominicana, el Bellapart.

   Las eternas horas bajo el sol caribeño, el mestizaje social, el mar, las fiestas populares, el colorido paisaje y la magia criolla aparecen retratadas en unos treinta cuadros, marcados por el realismo y el expresionismo e incluso salpicados de surrealismo y cubismo.

   “Hemos querido ofrecer una panorámica con la variedad de estilos que marcan el arte dominicano desde finales del siglo XIX a la década de los ochenta del siglo XX, con especial énfasis en las obras costumbristas”, explicó a Efe la comisaria de la exposición, Luisa Auffant.

   Luis Desangles, Celeste Woss y Gil, Yoryi Morel, Jaime Colson, Clara Ledesma, Gilberto Hernández Ortega, Jorge Noceda Sánchez y Justo Susana son algunos de los artistas cuyas obras inciden en la estética de lo pintoresco y lo tradicional de la sociedad dominicana.

   “Queríamos centrarnos en los elementos más autóctonos y folclóricos del país, aquellos que lo diferencian de otros, pero también en los rasgos comunes que comparten con otras islas caribeñas como la especial relación de sus gentes con el mar”, indicó.

   Vendedores ambulantes, hechiceros, niños, mujeres, pescadores y agricultores ponen rostro a la exhibición, que ensalza la belleza del mestizaje y la exuberancia del paisaje dominicano con tintes que oscilan entre el hiperrealismo y lo “naif”.

   Auffant destacó la modernidad y la expresividad de los estilos dominicanos expuestos en el Museo Etnológico que, a su juicio, reflejan con fidelidad la trayectoria artística del país durante los últimos cien años. La muestra, organizada en torno a temas como la música, la diversidad de razas y la tradicionales chozas de madera o “bohíos”, dedica un espacio especial al transcurso de las horas en el Caribe.

   “El paso del tiempo es mucho más lento, más pausado, y eso se refleja en las personas que conversan en medio de la calle o las que simplemente se sientan a ver pasar la vida a la puerta de sus casas”, añadió. Se  destacan por su vanguardismo, de entre un conjunto de obras. 

Zoom

Tradición

Las leyendas

La muestra es un compendio de magia y tradiciones. Interviene en esta también la magia con su apartado específico en la exhibición, con  un concepto  tenebrista,  visión de un hechicero ciego, acechante entre las sombras, de Hernández Ortega y “Baquiní y la Ciguapa de Camú”, una visión nudista y alegórica de una fábula criolla popular.    La República Dominicana inicia así su desembarco en Berlín  en un recorrido histótico cultual que durante  una semana se observará. La próxima semana, en la bolsa de turismo berlinesa,  el país será el protagonista principal de la feria más importante del mundo. Del 5 al   9 de marzo es la cita  obligada de los representantes de turismo  dominicano en Berlín

Obras

La exposición 

“Las Bailarinas”, en tinta sobre papel, de Jaime Colson, de acusado acento cubista, y “Sin título” de Norceda, una composición surrealista en el que el brazo, las piernas y el busto de una mujer bailan arrebujados en metros y metros de tela roja, son algunas de las piezas.