Forjemos el camino de la UASD

Editrudis foto Oficial

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), está comprometida con el desarrollo sostenible de nuestro país. Como academia del Estado, sus aportes deben estar dirigidos a contribuir con un clima de paz, donde el sentido de justicia y democracia, sean los  paradigmas de la convivencia.

En este mundo globalizado, el papel de las universidades, como espacios de la ciencia y del saber, debe estar centrado en la integración del sujeto, como parte activa de la sociedad. Ya la docencia no es suficiente. Hacen falta la investigación y la extensión como soporte epistémico para construir una sociedad más justa y equitativa. Nuestra universidad no debe estar ajena a esa máxima humanística, porque perdería su razón de ser.

Nuestra UASD, nació apegada a las entrañas del pueblo dominicano (abril-1965), hay en ella un compromiso de apego al desarrollo del pueblo dominicano, que le es consustancial a su existencia, como academia que genera y difunde conocimientos.

Ese es el modelo de universidad que concibo, el de una institución directamente implicada con el desarrollo de nuestro pueblo y con su devenir histórico. Creo en esa universidad que, junto al gobierno y a los sectores productivos, trabaje por el fortalecimiento de un Estado
de derechos, donde la transparencia y la ética, sean los referentes cotidianos.

La UASD, en nuestra propuesta de gestión universitaria, ha de funcionar apegada al respeto de lo institucional y centrada en contribuir con la formación de profesionales al servicio del país. Es el momento de adecuar nuestra universidad a las exigencias y necesidades de estos tiempos, lo que obliga a un rediseño curricular que se corresponda con las demandas de nuestra nación.

En una UASD vinculada al porvenir del pueblo dominicano, es en la que creo y procuro. Trabajo por esa UASD, para que sea referente en la investigación, modernizada en la docencia,  sistemática y solidaria en la extensión. En esa UASD es en la que creo y por la que, junto a ti, estoy forjando caminos de luz para seguir contribuyendo con el desarrollo de nuestro país.