Formar técnicos es buen camino

Con el 4% del Producto Bruto Interno invirtiéndose por vía del Presupuesto en la Educación -causa que ha abrazado decididamente la presente administración- el enseñar puede sobrepasar  con éxito  lo básico y lo primario. La tanda extendida debe servir  para  la plena formación del individuo  que necesariamente   no tiene  que aspirar a un título de profesión liberal.

La República Dominicana ha acumulado prestigio de mercado laboral que  asimila con facilidad tecnologías de fabricación de cierta complejidad. Por eso nuestras zonas francas resurgen. Por eso nos tornamos en más rentables  que los chinos en confecciones de calidad, textiles y de otros géneros.

Echemos adelante la preparación media de la juventud.  Logremos que   miles de muchachas y muchachos que llegan  a la edad de trabajar sean útiles al  mundo que los  necesita porque  países  del Primer Mundo  no pueden aportar masivamente la  mano de obra de  nivel  técnico  que se requiere para saciar  el consumo de artículos cuya producción difícilmente pase a manos de los robots. Hasta ahí no llega el progreso.

Las escuelas  vocacionales de las  Fuerzas Armas, el Instituto Tecnológico de las Américas, los Community College (planteles  que renacen como programa del PLD de los inicios) los politécnicos  -que tienden nueva vez a multiplicarse-  el oratorio Don Bosco y  el Loyola de San Cristóbal prueban que podemos  multiplicar las canteras de mano de obra calificada.

Aduanas con la última palabra

Debemos yugular el narcotráfico por puertos y aeropuertos descubriendo  a las“mulas”  atraídas  por cantos de sirena, como con frecuencia se logra, y  detectemos elaborados  ocultamientos en embarques  de furgones.

Pero no debe el país prestarse al juego  de adoptar costosos mecanismos de verificación que obliguen a una parte importante de las empresas locales  a encarecer sus costos sobrepagando ciertos servicios que podrían lograrse con alguna eficiencia más barata.

De manera responsable, el director de Aduanas, Fernando Fernández, ha dicho que el país no se someterá a un oneroso contrato de auscultación con rayos equis. República Dominicana siempre ha estado abierta al apoyo  técnico y donaciones de la potencia que más interesada está en que el contrabando de drogas no llegue a sus dominios. ¿Para qué entonces asumir gravosos pagos para beneficio de particulares?