Fotos de Saddam Hussein en prisión alimentan la polémica

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/59116594-7416-4F5E-A345-ECBE5F6E5E90.jpeg

BAGDAD, Mayo 21 (AFP) – La polémica desatada por la publicación de unas fotos en prisión del ex presidente iraquí Saddam Hussein por el diario The Sun, se avivó con la aparición este sábado de otras instantáneas en el mismo medio, mientras continua intensificándose la violencia en Irak.

Tomada detrás de las alambradas, una nueva foto muestra al ex dictador vestido con una larga túnica blanca caminando, absorto en sus pensamientos o quizás en un momento de oración.

El tabloide también publica fotos de otros ex dirigentes iraquíes presos como un primo de Saddam Hussein, Alí Hasan al Majid, apodado “Alí el químico” por su papel en los ataques con gases contra los kurdos, en 1987, en el norte del país.

También está inmortalizada la doctora Huda Saleh Mehdi Amache, una bióloga a la que apoda “Señora Antrax” y “Sally la química”, por su papel en el programa iraquí de desarrollo de armas de destrucción masiva.

En el plano político los líderes sunitas relanzaron la polémica este sábado sobre los asesinatos de religiosos en Bagdad, invocando la responsabilidad del ministro de Interior chiíta Bayan Baqer Sulagh, que afirmó estar dispuesto a tratar “con el diablo” para vencer al terrorismo.

“Solicitamos la formación de una comisión independiente para investigar los asesinatos y las torturas de detenidos, y la dimisión del ministro de Interior”, afirmaron estas personalidades en un comunicado.

Este congreso, que reúne a un millar de representantes sunitas, se celebró en plena huelga de oración de las mezquitas sunitas en protesta por el asesinato de 14 trabajadores de las mezquitas, tres de ellos imanes.

Respondiendo a las peticiones de dimisión formuladas en el Congreso, el ministro de Interior afirmó que “quienes no han obtenido ni un solo escaño en el parlamento no tienen derecho a pedir la renuncia de un ministro”. “El Parlamento es la única instancia que tiene derecho a hacerlo”, dijo.

El ministro desmintió recientemente la implicación de sus servicios en estos asesinatos, al igual que el ministro de Defensa, el sunita Saadun al Dulaimi.

El Comité de los ulemas, la principal asociación de religiosos sunitas en Irak, acusó al ministerio del Interior y la Organización chiíta Badr, el ex brazo armado del Consejo supremo de la revolución islámica en Irak (CSRII), de ser responsables de estas muertes.

Sulagh reconoció que sus servicios colaboraban con el grupo Badr, pero solamente en el área de la inteligencia. “Hemos decidio cooperar con todas las formaciones políticas del país para poder obtener las informaciones” necesarias para luchar contra el terrorismo, dijo.

“Estamos dispuestos a ir a pedirle información al diablo si es necesario”, añadió en una rueda de prensa.

En el terreno dos policías murieron en Samarra (125 km al norte de Bagdad) por la explosión de una bomba, un soldado murió por disparos de cohetes contra un hotel de la ciudad y un civil fue abatido en la carretera del aeropuerto de Bagdad.

En las ciudades de Samarra y Baiji, al norte de Bagdad, doce miembros de los comandos del ministerio de Interior de Irak y un civil iraquí murieron en diversos ataques rebeldes contra las fuerzas del orden.

Según responsables de la Oficina estadounidense de reconstrucción en Bagdad unos 295 trabajadores norteamericanos y guardias encargados de su seguridad han muerto este último año en Irak.

“295 empleados norteamericanos y agentes encargados de su seguridad murieron desde el 30 de abril de 2004 en Irak”, afirmó una responsable de esta oficina en una rueda de prensa sin precisar la nacionalidad de los guardias.