Francia advierte de alto costo transición energética

Francia advierte de alto costo transición energética

Varios países se han comprometido a reducir a cero las emisiones de carbono. Archivo

Por su parte Portugal deja definitivamente de producir electricidad a partir de carbón tras el cierre de la central de Pego

Pocos días después de la conclusión de la cumbre de Glasgow sobre maneras de combatir el cambio climático, el ministro de finanzas de Francia advirtió ayer que el costo de la transición energética será “mucho mayor que lo esperado”. “Nunca debemos subestimar el precio de la transición climática”, manifestó Bruno Le Maire a reporteros en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Le Maire se encuentra en los Emiratos para hablar de inversiones conjuntas en una amplia variedad de temas, desde infraestructura portuaria, combustibles a base de hidrógeno y energías renovables.
Los Emiratos se han comprometido públicamente a reducir a cero sus emisiones netas de carbono para el 2050, siendo uno de muchos países en asumir el vago compromiso antes de la conferencia Glasgow.

Le Maire destacó los desafíos que enfrentan las naciones industrializadas al dejar las baratas fuentes de energía extraídas de los países árabes del Golfo Pérsico y se enfocan en fuentes de energía renovable. “No queremos que la gente con menos ingresos sean los que paguen por la transición climática”, declaró el ministro, haciendo referencia al impuesto al consumo de carbono que Francia aplicó en 2018 y que provocó protestas de llamados Chalecos Amarillos.
Portugal deja usar carbón
Portugal ha dejado definitivamente de producir electricidad a partir de carbón tras cierre de central de Pego, origen del 4 % de emisiones nacionales de gases efecto invernadero.

El cierre de la central constituye una “fecha histórica” para dejar de usar “el combustible más contaminante en término de emisiones de gases de efecto invernadero” y dar un paso “crucial” en la descarbonización, dijo ayer la organización ecologista ZERO en su web.


La planta de Pego emitió entre 2008 y 2019 una media de un 4 % de las emisiones totales nacionales de gases de efecto invernadero, entre un 1.6 % y un 5.3 % en función de la producción. En términos absolutos, la central -a unos 150 kilómetros de Lisboa-, registró una media anual de 4,7 millones de toneladas de dióxido de carbono.
Durante años fue la segunda mayor fuente de las emisiones portuguesas, tras la central termoeléctrica de Sines, que fue cerrada el pasado enero. La planta de Pego entró en funcionamiento en 1993 y estaba gestionada por una empresa conjunta entre Endesa y Trustenergy.

Conciencia
Papa insta cuidar medio ambiente

Elogia esfuerzo jóvenes
El papa Francisco elogió ayer a los jóvenes por sus esfuerzos para proteger el medio ambiente y les pidió que “sean la conciencia crítica de la sociedad”. Muchos jóvenes han criticado la contaminación ambiental, señaló. “Lo necesitamos”, dijo. “Sean libres y auténticos, sean conciencia crítica de la sociedad”.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas