Francia: El Senado debate incluir el aborto en la Constitución

Francia: El Senado debate incluir el aborto en la Constitución

El Senado francés vota este miércoles la inscripción del aborto en la Constitución. La Asamblea ya dio el visto bueno hace un mes con una aprobación aplastante de 493 votos a favor y 30 en contra. Si no hay sorpresas, los senadores también deberían aprobar la medida porque el texto ya fue enmendado por ellos, aunque las organizaciones de mujeres siguen muy de cerca el debate porque esta cámara siempre es más conservadora que la de los diputados.

El Senado ya votó a favor de este texto una primera vez después de haber llegado a un consenso sobre el término: “libertad” en lugar de “derecho” al aborto.

Nada pues hace pensar que ahora una mayoría cambie el voto. Aun así, Floriane Volt, directora de Asuntos Públicos de la organización de mujeres Fondation des Femmes, llama a la responsabilidad de los senadores a volver a votar a favor.

LEA: Iglesia inicia 40 días de oración contra el aborto

«Lo que hoy se les presenta a los senadores es un texto que corresponde al que respaldaron hace un año. Después del voto en la Asamblea, que fue aplastante a favor de la inscripción del aborto en la Constitución, no se entendería de ningún modo que las senadoras y los senadores se opusieran. Pero evidentemente, va a haber mucho debate porque en el Senado, los movimientos anti aborto tienen mucha presencia, están muy bien representados. Así que seguramente, al igual que el año pasado, habrá intervenciones de reaccionarios y anti derechos de las mujeres», analiza Volt.

Para las feministas, la inscripción del aborto en la Constitución es primordial en momentos en que este derecho se ha eliminado en varios lugares de Estados Unidos y limitado en países de Europa del Este. Incluso en Francia, su acceso, a veces, es complicado por cuestiones de medios en el sistema de salud.

«Es un derecho que está continuamente amenazado. Hace unas semanas en la Fondation des Femmes hicimos un estudio que reveló un aumento de los ataques en las redes sociales por parte de movimientos anti aborto. Además, hay una gran disparidad de acceso según en qué territorio de Francia se viva. Algunas mujeres tienen que conducir hasta dos horas para poder acceder al aborto. Incluso en París, un estudio reciente mostró que hay mujeres a las que se negó una primera vez el acceso al aborto por falta de lugar en los hospitales, así que, en la práctica, este derecho no es completamente accesible y depende de la organización medical francesa y del servicio público de salud», explica Floriane Volt, directora de Asuntos Públicos de la Fondation des Femmes en Francia. 

Más leídas