Francia refuerza seguridad para evitar más atentados terroristas

19_11_2015 HOY_JUEVES_191115_ El País11 A

A raíz de los atentados terroristas perpetrados en París por el Estados Islámico (EI) el pasado 13 de noviembre, el Gobierno francés implementa un dispositivo de seguridad que incluye 5,000 puestos de trabajo en la Policía, 1,000 en las aduanas, 1,500 en la administración de la justicia, y la suspensión de los planes de reducción de las tropas del Ejército.
La ejecución de ese plan de seguridad tiene un costo estimado en 1,000 millones de euros, lo que representa un gran impacto para las finanzas públicas, en un momento en el que el Gobierno francés intenta disminuir sus déficits.

Los detalles sobre ese plan los dio a conocer José Gómez, embajador de Francia en el país, quien declaró además que su Gobierno solicitará al Congreso la extensión, hasta febrero de 2016, del estado de emergencia.

El diplomático dijo que ese estado de emergencia da poderes suplementarios a la Policía y otros estamentos para realizar allanamientos y detenciones preventivas como parte de las investigaciones.

También se incrementará la vigilancia sobre las personas cercanas al EI, dijo Gómez al tiempo de resaltar que el presidente Francoise Hollande ha planteado la necesidad de reformar la Constitución para adaptar ciertos mecanismos legales a la situación que se vive hoy en Francia.

Gómez, que ofreció sus declaraciones en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, expresó que los jóvenes franceses fueron el blanco de los ataques que dejaron un saldo de 129 muertos y centenares de heridos.

De acuerdo con sus declaraciones, el EI está en contra del modelo de vida francés porque lo considera un pecado.

Guerra contra el EI. Sobre las repercusiones de esos hechos Gómez dijo que la crisis generada por los atentados va a durar mucho tiempo porque es una guerra contra el terrorismo.

El EI tiene un dominio territorial en una parte de Siria y de Irak, donde comete toda clase violaciones, asesinatos y masacres en contra de la población árabe, dijo el diplomático al precisar que Francia no está en guerra con el mundo musulmán, sino con una peligrosa secta asesina.

Con relación a la estrategia que ejecutan varios países para enfrentar las acciones del EI, Gómez explicó que hay una coalición de naciones árabes, desde Marruecos, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, hasta Turquía e Irán.
Y por otro lado está otro núcleo de países integrado por Estados Unidos, Francia y Australia, dijo Gómez al resaltar que lamentablemente esas coaliciones no están unificadas.

“Turquía está de nuestro lado y podría hacer más para impedir el paso por su frontera de los terroristas, así como el flujo de mercancías que le permiten al Estado Islámico la financiación de sus operaciones”.

Explicó que la referida estructura terrorista consigue recursos procedentes de zonas bajo su dominio donde hay petróleo, gas natural y algodón.

Una de las alternativas que se han planteado los países de occidente es bombardear los pozos petroleros, para evitar que el EI consiga dinero para el financiamiento de sus operaciones terroristas, expresó el diplomático.

“La prioridad de Francia es destruir el EI, y lo que queremos hacer los franceses es crear una coalición transnacional única para hacerle la guerra al grupo terrorista de forma más coordinada.

“Pero al margen de los ataques armados en contra del Estados Islámico, también se debe ver cómo se debilita la fortaleza que este grupo tiene en Internet, ya que su esquema de reclutamiento de jóvenes se realiza a través de esa plataforma”, dijo Gómez.

La visión de un periodista. El periodista Jean Michel Carroit, corresponsal para la región del Caribe del periódico francés Le Monde, acompañó al embajador en el encuentro y explicó su visión sobre las causas de los atentados.

De acuerdo con su interpretación, el caos que se vive hoy en el Medio Oriente se debe, en parte, a las intervenciones militares de Occidente.
La intervención de Estados Unidos a Irak para derrocar a Sadam Hussein desarticuló ese país, y aunque no era una nación democrática había cierto equilibro en las comunidades, expresó.

Lo mismo ocurrió en Libia, donde varios países occidentales hicieron incursiones militares y, por la desestabilización, el EI encontró allí una zona por donde extenderse, afirmó Carroit.

Además explicó que la crisis entre Israel y Palestina ha radicalizado a muchos jóvenes musulmanes que cuestionan que Estados Unidos ni Europa presionen a Israel para que cumpla con la resolución de la ONU que dispone la creación del estado palestino.
“Eso ha generado un gran odio hacia occidente”, destacó el corresponsal.

En otro aspecto de su análisis planteó las implicaciones que tiene que una parte de los combatientes del EI son jóvenes nacidos en Europa, principalmente en Francia.
“Casi todos los terroristas que cometieron esos actos bárbaros el viernes 13 pasado son jóvenes nacidos en Francia, son franceses, tienen pasaportes franceses.

“Entonces qué ha pasado, por qué la sociedad francesa no ha podido asimilar a esos descendientes de musulmanes cuando ha podido integrar a ciudadanos de otras nacionalidades”.

Carroit expresó que Francia no ha enfrentado con seriedad esa problemática, “y la realidad es que muchos jóvenes descendientes de esas migraciones magrebí, musulmana, viven en guetos en las afueras de las ciudades, se sienten excluidos, no tienen la misma posibilidad de conseguir empleo, algunos se dedican a delinquir y cuando van a las cárceles son reclutados por el Estados Islámico”.

ZOOM

Los responsables

El grupo Estado Islámico se atribuyó
la responsabilidad de los
atentados terroristas que estremecieron
París el viernes 13 de este
mes.
Otras amenazas
Luego de esos atentados el grupo
amenazó con atacar también objetivos
en Italia, Estados Unidos y
Londre s.