Frazer llega de sorpresa a Somalia

http://hoy.com.do/image/article/304/460x390/0/1A5B65B6-3BFF-4FFB-8C4A-B80547C1A763.jpeg

Mogadiscio (EFE).- La secretaria de Estado adjunta para Asuntos Africanos de EEUU, Jendayi Frazer, llegó hoy inesperadamente a Somalia en la primera visita de un alto representante de la Casa Blanca a este país desde 1994, informaron fuentes oficiales,

Las fuentes dijeron a Efe que Frazer llegó a la ciudad somalí de Baidoa, 245 kilómetros al noroeste de Mogadiscio, para reunirse con representantes del Gobierno de transición de Somalia.

Junto a Frazer viajó el embajador de Estados Unidos en Kenia, Michael Ranneberger, quien se encarga de los asuntos somalíes. Actualmente hay pocos países que tienen embajada permanente en Somalia.

Frazer, en su visita, conversó con miembros del Parlamento de Somalia, elegidos en Kenia en 2004 y formado por representantes de todos los grupos y clanes del país, y les dijo que Estados Unidos apoyaba los planes de trasladar la capital a Mogadiscio.

Desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, Mogadiscio es escenario de luchas entre los diferentes clanes. El año pasado quedó bajo control de las milicias islámicas, que fueron desalojadas de todas sus posiciones a comienzos de enero.

Las fuentes dijeron que Frazer también habló con los parlamentarios somalíes sobre la tregua que se cerró esta semana después de varios días de combates que causaron cerca de 400 muertos y obligaron a unas 150.000 personas a abandonar la ciudad.

Frazer también anunció que el Gobierno de Estados Unidos y otras naciones que apoyan el retorno de Somalia a la vida institucional respaldan los esfuerzos del Gobierno por celebrar una conferencia de reconciliación, inicialmente programada para el 16 de abril y aplazada para mediados de mayo.

“Damos la bienvenida al anuncio del Gobierno de transición de la conferencia nacional de reconciliación para reunir a todos los clanes de Somalia y todas las partes interesadas en la paz, como las organizaciones civiles, los líderes empresariales y las autoridades religiosas”, añadió Frazer tras reunirse con los políticos somaíes.

“El Gobierno de Estados Unidos -agregó- ya ha entregado 40 millones de dólares y está dispuesto a pagar otros 60 millones para financiar los esfuerzos de reconciliación”.

La conferencia, según los planes del Gobierno, se prolongará por dos meses y a ella se espera que asistan unos 3.000 representantes de los diferentes sectores políticos y clanes somalíes.

Frazer dijo que tanto Estados Unidos como otras naciones que siguen el conflicto somalí respaldan la misión de paz de la Unión Africana, integrada de momento por 1.500 soldados, de nacionalidad ugandesa, pero que se espera llegue a conformarse con 8.000 efectivos.

El éxito de esta misión de paz, agregó Frazer, sólo depende de que el Gobierno de Somalia “demuestre unidad y justicia”.

El portavoz del Gobierno de Somalia, Husein Mohamed, afirmó que la visita de Frazer demuestra el interés de Estados Unidos de involucrarse más en este país “para apoyar la paz y la seguridad”-

“La visita de Frazer a Somalia es la mejor oportunidad que tenemos para que Somalia consiga el apoyo de Estados Unidos”, añadió el portavoz.

Pero el clan Hawiye, el dominante de Mogadiscio y uno de los mayores del país, acusó a Estados Unidos de apoyar la invasión de Somalia lanzada a partir del 24 de diciembre por Etiopía para combatir la expansión de los milicianos islámicos.

Un  portavoz del clan, Huseien Siya Qorgag, dijo que Estados Unidos es corresponsable de la matanza que está ocurriendo en Mogadiscio.

“El Gobierno de Estados Unidos -agregó Qorgab- debe responder por la matanza en Mogadiscio, porque ellos apoyan la invasión etíope contra el pueblo somalí”.

En los combates que se han registrado en las últimas dos semanas en Mogadiscio han participado, por una parte, soldados del Gobierno y efectivos etíopes y, por otra, combatientes islámicos y milicianos del clan Hawiye.

La visita de Frazer es la primera de un alto funcionario estadounidense que llega a este país desde que los soldados de Estados Unidos abandonaron Somalia, en 1994, al fracasar en sus intentos para devolver la normalidad a este país.

Después de fuertes combates registrados en la segunda quincena de marzo, Mogadiscio disfruta en los últimos días de jornadas relativamente pacíficas, con algunos choques armados dispersos.