Frei y Piñera cierran campaña

http://hoy.com.do/image/article/483/460x390/0/B598B735-E067-49D7-B230-702D8D30A578.jpeg

SANTIAGO  AFP.- El oficialista Eduardo Frei y el derechista Sebastián Piñera cerraron ayer sus campañas para la elección presidencial del domingo en Chile, peleando voto a voto y con una incertidumbre acentuada tras un sondeo el miércoles que los ubica en situación de empate técnico.  Los dos aspirantes hicieron una maratónica jornada. Piñera cerró su campaña en la sureña ciudad de Concepción -segunda ciudad de Chile- donde enarboló banderas de su país y pronosticó que el domingo “tendremos un triunfo histórico”.

Por su parte el ex presidente Frei cerró en el barrio popular de San Gregorio, donde prometió mantener la obra de la presidenta Michelle Bachelet, cuyo gobierno elogió.

A tres días de la elección, reina en el país un clima de incertidumbre luego de que una encuesta de la consultora Mori revelara que la hasta ahora cómoda ventaja de Piñera se había reducido a apenas 1,8% (50,9 contra 49,1% de Frei).

En la primera vuelta Frei perdió por casi 15 puntos contra Piñera, y las encuestas posteriores mostraron diferencias que fueron bajando hasta ese empate técnico registrado por Mori.

Adicionalmente el candidato disidente Marco Enríquez-Ominami -un político que en la primera vuelta obtuvo 20% de los votos- dio su apoyo a Frei, lo que a tan pocos días de la elección y con una diferencia tan estrecha genera una complicación más para Piñera.

Pero el gran impulso para Frei, de 67 años y con poco carisma, fue el apoyo permanente de la presidenta Michelle Bachelet, que con su más de 80% de popularidad se la ha jugado toda en su favor. Este jueves Bachelet, en una entrevista a la radio Cooperativa, refrendó dicho apoyo diciendo que votará por Frei.

Reñida elección

Se prevé tan reñida la elección que en los dos comandos buscan reclutar a miles de delegados para que vigilen el domingo, tras la elección, que los cómputos en los centros de voto se hagan correctamente.  Pero a pesar de lo reñido, Piñera mantiene una ventaja.