“Frozen 2” busca seguir empoderando a mujeres y niñas

cgfg

Cuando Idina Menzel comenzó a interpretar “Let It Go” en vivo en presentaciones y conciertos, pensaba que su letra y melodía emocionantes empoderarían a las niñas en la audiencia vestidas como Elsa. No sospechó que ella misma iba a salir igual de inspirada que sus seguidoras.

“Siento una sensación extrema de orgullo por eso”, dijo la cantante y actriz laureada con el premio Tony que hace la voz de Elsa, un personaje con defectos pero independiente con la capacidad mágica de manipular hielo y nieve.

La canción resonó especialmente con ella por ese entonces, pues estaba haciendo malabares al actuar en varios espectáculos de Broadway mientras atravesaba su divorcio del actor Taye Diggs y trataba de “poner un pie delante del otro”.

Entonces “ves a una niña con un vestido azul en la segunda fila”, continuó, “y te das cuenta de que la canción y la película las representa, les está dando permiso de apropiarse de quienes son y de todo aquello que las hace únicas y diferentes.

Pero todo es recíproco: eso regresa a mí de una manera exponencial porque yo también necesito oírlo”. Menzel cree que “Frozen 2”, que se estrena el viernes, tiene la capacidad de empoderar a chicas y chicos de todas las edades de la misma manera.

La nueva película llega seis años después de que la original rompiera records para una cinta animada al recaudar 1.200 millones de dólares en la taquilla mundial. Fue impulsada por la canción “Let It Go”, que ganó un Oscar y un Grammy. Jennifer Lee, codirectora y guionista de ambas cintas, no anticipaba el éxito de “Frozen”. Se percató de su valor durante una conversación casual con una extraña.

“Conocí a una mujer con un collar hecho a mano que decía `Let It Go’, pero ella no tenía idea de quién era yo”, contó Lee. “Estaba hablando, y yo la observaba. Se tomó la película como algo personal; sintió que la música le hablaba a ella. Parecía empoderarla. Esa es nuestra meta”.

Menzel no está segura de que la secuela pueda generar las mismas cifras astronómicas de la primera, pero espera que la historia y la música resuenen con los espectadores y muestre el poder de las mujeres.

La película enseña que una doncella no necesariamente requiere de un hombre que la salve del peligro. “Creo que conmoverá a la gente”, dijo.

“Creo que la película es poderosa. No sé cómo le irá a la música fuera del filme, pero sé cómo me sentí cuando escuché las canciones. Sé cuánto disfruté grabándolas y metiéndome dentro de ellas. Creo que la gente aprenderá de Elsa, que siempre está superando su miedo a tomar el próximo paso y arriesgarse”.

En “Frozen 2”, Elsa finalmente acepta sus superpoderes, pero es acechada por una voz perturbadora a lo lejos que nadie más puede escuchar. Termina embarcándose en un peligroso viaje en busca de respuestas con su hermana Anna (interpretada nuevamente por Kristen Bell) y el novio de ésta, Kristoff, además de su amigo el reno, Sven, y el muñeco de nieve Olaf.

El codirector Chris Buck dijo que la historia incluye momentos “divertidos y humorísticos”, pero que también ahonda en las emociones de Elsa y Anna. Sus personajes principales, dijo, están tratando de encontrar su significado en la vida.

El filme expande los retos que enfrenta el reino de Elsa de Arendelle e incorpora a su elenco a Sterling K. Brown como un oficial militar y a Evan Rachel Wood como la madre de las hermanas. “La primera película es más como el primer acto de un musical en el que se establecen quiénes son los personajes y qué quieren”, dijo Buck.