Fuego de la Suprema hizo salir al personal

La sobrecarga de dos plantas eléctricas provocó ayer un incendio en el sótano del Palacio de Justicia del Centro de los Héroes, provocando una espesa humareda que cubrió por completo el edificio y obligó a su  rápida evacuación.

Aunque la situación provocó pánico entre  empleados y visitantes, sólo se reportó el desmayo de la secretaria administrativa Iris Alcántara, quien padece de hipertensión arterial y, según un paramédico, pudo estar afectada por el impacto emocional del hecho.

La evacuación del personal se produjo por la puerta norte del edificio que aloja la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría, debido a que la chimenea  de las plantas se encuentran próximo a la puerta principal.

  Interrupciones eléctricas precedieron incendio.  Debido a los constantes apagones y el fallo de un transformador en el área, el edificio estaba operando con las plantas de emergencia.

  Según narraron los empleados desde horas tempranas el sistema eléctrico presentó varias interrupciones y alrededor de  las 9:50 de la mañana  el humo comenzó a arropar el  edificio. De inmediato se alertó al personal para que saliera, confundiéndose afuera jueces, fiscales, secretarias, abogados, visitantes y periodistas que comentaban la situación.

 Una vez desocupadas las instalaciones las puertas fueron clausuradas. Dos unidades del Cuerpo de Bomberos  controlaron la situación. El coronel Bernardo Florencio dijo que el incendio destruyó las plantas y el alambrado. Los vehículos del parqueo fueron sacados sin que se reportara daño alguno. Las actividades laborales fueron suspendidas hasta el lunes.

La clave

Subero no abandonó

Alrededor de 15 minutos después del incendio y con todo el personal fuera, o   casi todo, salió el presidente de la Suprema, Jorge Subero Isa, del edificio y dijo “el capitán es el último que abandona el barco”. Explicó que subió al séptimo piso y abrió algunas ventanas para que saliera el humo y estuvo verificando que nadie estuviera en peligro. Conversó de algunos temas con los medios y retornó con su equipo de trabajo a su oficina.