Fuego Olímpico
FERNANDO ARREDONDO EL DEPORTISTA

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/3CFC1F64-2816-4520-9470-C1F7989045E2.jpeg

Volando aviones en el antiguo campo de Polo ubicado en la avenida Sarasota, al lado del hotel Embajador, junto a George Taulé, Franklin Polanco entre muchos otros, yo era un niño del sector, asi le recuerdo. Luego, a mi llegada al Santo Domingo Tennis Club, (La Bocha) era como una especie de anfitrión, Fernando estaba allí, con su eterno humor, su vacilón, parecía tomar la vida a relajo, siempre dispuesto a cooperar. Sobran los testimonios de su desprendimiento y ayuda a los demás.

El miércoles pasado fui a la funeraria y como era natural, estaba llena de quienes lo estimaban, había fallecido Fernando Arredondo Blandino, al llegar a la línea de familiares, di mis palabras de aliento a Jesús (Pupan) con quien tengo relaciones más estrechas, sin embargo, me llevé una gran sorpresa cuando al abrazar a su madre, Maríanela, esta me dijo en voz alta, usted es una persona muy querida y apreciada por mi casa, luego estreché los brazos de Fernando y me fui “trislegre”, triste como es natural, por la partida; alegre porque al igual que lo sentí yo en diciembre pasado cuando perdí a mi padre, sé que ellos saben que Fernan, como yo atrevidamente le decía, se fue a la gracia de Dios, con el deber cumplido. Allí estaba acostado en su féretro como si sonriera.  Por mi parte yo, seguiré haciendo con su familia lo mismo que hizo Fernando conmigo, brindarle mi amistad y cariño de manera incondicional. Fernando Arredondo fue un gran deportista.

¿Qué no hizo este “loco”? Así se suele llamar a los genios o emprendedores… Don Fernando fue Presidente de la Federación Dominicana de Automovilismo, de Kartismo, Fundador de la Asociación Dominicana de Polo, fundador del primer Club de Harley Davidson en RD el HOG, tenista, aeromodelista, en fin, un deportista natural. A su esposa Marianela , a Virginia, María, Jesús y Fernando mis condolencias y mis felicitaciones por ese ser tan extraordinario. ¡Hasta siempre Fernan, te tendremos muy presente!