Fuerte seguridad ante cumbre Panamá

PANAMA (AFP).- Las fuerzas de seguridad de Panamá intensificaron la vigilancia a partir de este miércoles en las inmediaciones del Centro de Convenciones Atlapa de la capital panameña, ante la IV Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), que el viernes congregará a presidentes y representantes de 25 naciones.

Los panameños trabajaban a marchas forzadas para poner a punto el centro de Convenciones donde se realizará la reunión de los jefes de Estado y de gobierno o sus representantes que comienzan a llegar este miércoles.

La cumbre será inaugurada la noche del jueves, pero las sesiones de trabajo se desarrollarán a lo largo del viernes y al final de la jornada está previsto que los líderes den a conocer la Declaración de Panamá.

La AEC está integrada por las islas caribeñas y los países latinoamericanos con costas en el mar Caribe, entre ellos México, Venezuela, Colombia y Centroamérica.

Mientras algunos trabajadores aún seguían con las labores de limpieza de las entradas principales del centro Atlapa y del hotel Caesar Park, donde estarán hospedadas las delegaciones, otros pintaban cuidadosamente las líneas del pavimento.

Y todo se hace bajo la vigilancia, discreta pero constante, agentes de la Seguridad Presidencial Institucional, un cuerpo élite panameño.

La Policía panameña se mantiene, con armas largas en mano, en las afueras de las instalaciones sede de la cumbre de la AEC y de los hoteles autorizados para el hospedaje de los delegados.

El primer piso del hotel Ceaser Park es un hervidero. Todas las habitaciones han sido habilitadas para el personal de la presidencia y de los distintos ministerios de Panamá; gente que va y viene para confirmar llegadas, hospedaje y cancelaciones de última hora de las delegaciones participantes

El primer mandatario que tenía previsto llegar a Panamá era el de República Dominicana, Leonel Fernández, mientras que Enrique Bolaños, de Nicaragua, y Hugo Chávez, de Venezuela, cancelaron a último momento sus viajes.

Las mesas de trabajo de las reuniones preparatorias se realizan en el sótano del hotel Caesar Park, donde los delegados de los 25 países miembro y los 3 asociados revisan el borrador de lo que será la declaración de la IV Cumbre de la AEC.

Los temas a discutir van desde el comercio y la cooperación contra la pobreza y el hambre, hasta el turismo y el transporte, además de la condena al terrorismo planteada por Cuba y Colombia y el la colaboración energética, tema fuerte de la delegación venezolana y que ha desatado vivas discusiones.

Los trabajos a nivel ministerial de la IV Cumbre de la AEC inician este jueves 28 con la reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la AEC, quienes aprobarán los documentos que serán presentados a los gobiernos para su ratificación.