Fuerzas Armadas esperan resultados
de investigación

POR ELIAS RUIZ MATUK
Las Fuerzas Armadas esperan los resultados de la investigación sobre la muerte de la señora Elisa María Payán, de 35 años, en una celda clandestina del Aeropuerto Internacional de Las Américas, para establecer responsabilidad en los oficiales que actuaron en el caso.

La señora Payán, dominicana nacionalizada holandesa, murió en la referida celda de la Dirección General Migración, cuando era investigada con relación a la sospecha de que cargaba con documentos falsos.

Fuentes revelaron a HOY que en momentos en que la mujer era cuestionada por sus documentos, una persona llamó al aeropuerto para informar que la señora debía abordar lo antes posible, el vuelo 6500 de Iberia con destino a Madrid, España, porque estaba embarazada.

Lo que nunca sospecharon los inspectores de Migración y militares que actuaron en el caso, era que la mujer tenía en su estómago 40 bolsitas de cocaína, una de las cuales aparentemente explotó y le causó la muerte, según la necropsia practicada al cadáver por el Instituto Nacional de Patología Forense.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) nunca fue notificada sobre el caso, según supo HOY, organismo que pudo haber evitado la muerte de la mujer, por los procedimientos que llevan a cabo los agentes en casos de este tipo.

Al respecto, el secretario de las Fuerzas Armadas garantizó que “sea militar o civil”, el responsable de la muerte de la señora Payán será castigado por el hecho y desautorizó a la Dirección de Migración a tener una celda en el aeropuerto, ya que para ello existe un destacamento policial en ese lugar.

El almirante Sigfrido Pared Pérez dijo que se cuenta con un destacamento policial y el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria (CESA), que es el organismo especializado en la seguridad de los aeropuertos.

“En el caso de la señora (Elisa María Payán, de 35 años), todo el que tuvo que ver con el apresamiento, haya sido legal o ilegal, la forma en que se manejó fue de forma irregular. Como tal, no importa que sea militar o civil, la persona que participó debe responder a este hecho”, enfatizó.