Fuga de pilotos pone en entredicho justicia dominicana

Pilotos franceses fuga

La fuga de dos pilotos franceses condenados por narcotráfico, en la que participó de forma presunta un grupo de ex marinos galos, generó un debate en República Dominicana sobre las debilidades del sistema judicial y la falta de vigilancia.

“El sistema judicial volvió a fallar”, dijo el jueves Víctor Suárez, presidente de la comisión de relaciones exteriores de la Cámara de Diputados. Dicho organismo se prepara para analizar el expediente y emitir una resolución.

Los pilotos Bruno Odos y Pascal Jean Fauret huyeron la semana pasada del territorio dominicano luego de que en agosto fueron condenados con otros dos ciudadanos franceses a 20 años de cárcel por el intento de trasegar 700 kilogramos de cocaína en el 2013. Otros cuatro dominicanos recibieron condenas de entre cinco y 10 años de cárcel.

La droga fue hallada en marzo del 2013 en 26 maletas en el interior del avión en el que los franceses se disponían a despegar del aeropuerto de Punta Cana, en el extremo oriental dominicano, a Saint-Tropez, Francia.

La fuga es una acto bochornoso que pone entredicho las debilidades de los organismos de inteligencia, advirtió Sergio Tulio Castaños, director de la no gubernamental Fundación Institucionalidad y Justicia.

Odos y Fauret, que siempre han insistido en su inocencia, presuntamente abandonaron el territorio dominicano en una lancha que los llevó a un buque que los trasladó al territorio insular francés de Saint Martin, desde donde viajaron en avión a Martinica antes de partir a Francia.

, la cual tuvo un costo de unos 100.000 euros y en la que participó un equipo de una decenas de personas bien entrenadas.

Después de emitida la condena en agosto, “nos dijimos que el sistema judicial dominicano no funciona; que era necesario usar otros métodos”, explicó el especialista que durante el juicio asistió como testigo en defensa de los pilotos. Chauprade, del conservador Frente Nacional, confirmó el jueves a la revista francesa Paris Match su participación.

Los cuatro franceses habían cumplido 15 meses en prisión preventiva y estaban en libertad en espera del comienzo de juicio en apelación, pero con la prohibición de salir del país y la obligatoriedad de presentarse cada mes ante el tribunal.

Milciades Guzmán, fiscal encargado del caso, advirtió el jueves que además de tratar de que Odos y Fauret vuelvan a República Dominicana, las autoridades presentarán cargos y orden de captura internacional contra Naudin por tráfico ilegal de personas. Odos y Fauret, ex miembros de la marina francesa, insistieron durante el juicio que desconocían el contenido de las maletas y sólo habían sido contratados para conducir la aeronave.

Anthony Santana, uno de los cuatro implicados dominicanos que también fue condenado por ese caso, reveló en el juicio que cuando los pilotos subían las maletas al avión, varios paquetes de droga se salieron de una valija y ellos se encargaron de acomodarla nuevamente. El gobierno francés aclaró el miércoles que no extraditará a los pilotos.