Fundación Corripio realiza encuentro con escritores de Sosúa

ESCRITORES

La Fundación Corripio realizó ayer miércoles 20 de noviembre un acto con los escritores del grupo “Jueves Literarios” de Sosúa.

El encuentro se llevó a cabo  a las 6:30 de la tarde en el salón Manuel Rueda de la Fundación. El poder de convocatoria del  anfitrión del acto, José Alcántara Almánzar permitió que personajes de  excepción se dieran cita en el acogedor salón-biblioteca: Mateo Morrison, Federico Henríquez Gratereaux, Jorge Pina Reyes, Jacinto Inbernar, León David, Armando Almánzar , entre otros,  que   allí, en  la “Meca” de las letras,  se encontraban expectantes a las lecturas de una nueva generación personalizada en los escritores Moisés Muñíz, Omar Messón,  Óscar Zazo y Ramón Gil, miembros del mencionado Grupo de “Jueves Literarios” .

Luego de una magistral introducción de Alcántara Almánzar en la que puso de manifiesto la vigencia de las letras en las provincias frente a la monopolización capitalina de la literatura dominicana con reveladores ejemplos de genios consagrados de nuestras letras nacidos en el interior.

Según el escritor Óscar Zazo sus reuniones son encuentros amenos y distendidos donde no son necesarios ni orden del día ni turnos de palabra. Extrañamente, nadie se interrumpe, ni lucha por hacer prevalecer criterios a base de levantar la voz; y lo que es mejor, no hay ningún fatuo, pesado o petulante que trate de lucirse monopolizando las reuniones, son espontáneas. Se puede disertar sobre teología, dar cuenta de un buen cocido o contar chistes ingeniosos para terminar, por inercia, hablando de libros, autores o tendencias, recomendaciones o intercambios, lectura de cuentos, ensayos,  fragmentos de novela, artículos, poesía de verso libre o de rigor métrico quevedesco. Lenguajes llanos o exquisitos, crudos o sublimes. Orgía de metáforas, bacanal de sarcasmos, resaca de desamores y lluvia de soledades. Críticas lejos del elogio, nunca ofensivas ni desalentadoras. Sinceros reconocimientos. Matices, discrepancias, opiniones diversas, a veces convergentes, a veces encontradas. Siempre constructivas”.

Moisés Muñiz abrió con  el cuento “Golpe de Estado” de su libro “Cuentos mundanos”,  luego le siguió Omar Messón con poemas del libro “Alfabeto del silencio”, en ese mismo orden Oscar Zazo leyó los cuentos “Cuentas pendientes” y “El niño del semáforo” y  Ramón Gil finalizó leyendo su emblemático cuento “Desidia”.

Se sintió la aceptación y el elogio de esta sabia nueva de las letras dominicanas por parte de las plumas ya consagradas. Se escucharon comentarios sobre la riqueza de vocabulario, la capacidad narrativa y el bagaje cultural de los escritores de Sosúa.

El acto finalizó con un brindis donde los escritores  de las dos generaciones intercambiaron impresiones y  charlaban animadamente  sobre el arte utilizado como instrumento de la palabra: la literatura.