Fundéu BBVA- “impase” e “impás”, adaptaciones de “impasse”

Fundéu BBVA  recomienda evitar la voz francesa “impasse” y en su lugar emplear las adaptaciones “impás” o “impase".
Fundéu BBVA recomienda evitar la voz francesa “impasse” y en su lugar emplear las adaptaciones “impás” o “impase".

Madrid.La Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA, recomienda evitar la voz francesa “impasse” y en su lugar emplear las adaptaciones “impás” o “impase“.

En los medios de comunicación se pueden encontrar frases como “La salida de este día de la marmota poselectoral, de este impasse, pasa también por la alegría”, “La obra pública se frena por el impase político” o “Los pasillos de los centros volvieron a llenarse de vida tras el impás del verano”.

El Diccionario académico recoge la voz “impasse” en cursiva, como extranjerismo no adaptado, con las acepciones de ‘callejón sin salida’ y ‘compás de espera’.

Este último es un significado reciente que venía censurándose en obras anteriores como el “Diccionario panhispánico de dudas” (2005), pero cuyo uso se ha extendido y ha sido ya incluido en la vigesimotercera edición del Diccionario de la RAE.

Este término francés puede adaptarse al español con las formas “impase”, que aparece en el “Diccionario de americanismos” de la Asociación de Academias de la Lengua (ASALE) con el significado cercano de ‘punto muerto’, e “impás”, no incluida aún en los diccionarios, pero que está correctamente formada, tiene cierto uso y refleja la pronunciación usual en el español de España.

En algunos países de América la forma “impase” se utiliza también con el significado más general de ‘problema’- “El Gobierno tiene impases con sectores de las fuerzas armadas” o “El cantante parece haber superado su impase de salud”.

Asimismo, se recuerda que “impasse” se escribe en cursiva, o entrecomillado si no se cuenta con este recurso, por tratarse de un extranjerismo no adaptado, mientras que las formas españolas “impase” e “impás” han de mantenerse en redonda.