Futuro mundial está en peligro

El futuro del mundo, en especial el de los países como la República Dominicana, está en peligro por las desigualdades económicas y sociales prevalecientes entre sus ciudadanos, agravándose en nuestro caso, por la corrupción oficial que protegida con un manto de impunidad, sostiene una casta política que compite económicamente con el empresariado tradicional.
La voz de alarma acaba de darla la ONU en su Informe Social del Mundo 2020, donde llama la atención sobre el creciente ensanchamiento de la brecha entre ricos y pobres.
El importante documento publicado recientemente, debiera ser objeto de estudio y discusión por la clase política del país que en sus afanes de mantenerse en el poder, o de llegar al mismo, ignoran este tipo de diagnósticos de la realidad socioeconómica que padece un mundo en el que 2,153 multimillonarios acaparan más riquezas que 4,600 millones de personas en toda la geografía universal.
Volviendo al caso especial de nuestro país, vemos como las autoridades monetarias anuncian continuamente un crecimiento económico que no se refleja en el bienestar de la clase trabajadora y lejos de toda lógica, esa tan cacareada bonanza no impide una carrera de endeudamiento de parte del gobierno que compromete el futuro de los habitantes de esta media isla.
Mientras eso sucede, muchos profesionales y gentes del pueblo buscan desesperadamente emigrar porque no ven futuro en un país donde cualquier político se hace millonario de la noche a la mañana contando con el apoyo de una justicia que archiva sus expedientes o mira para otro lado como en los casos de Diandino Peña o del “maestro” que declaró una fortuna de 2,800 millones de pesos.