Gaby Spanic causa revuelo tras revelación sobre su vida sexual

Gaby Spanic causa revuelo tras revelación sobre su vida sexual

La famosa actriz venezolana Gaby Spanic, protagonistas de novelas como La Usurpadora hizo una revelación sobre su vida sexual que dejó a más de uno de sus fanáticos con la boca abierta.

La famosa actriz venezolana Gaby Spanic, protagonistas de novelas como La Usurpadora  hizo una revelación sobre su vida sexual que dejó a más de uno de sus fanáticos con la boca abierta.

La artista de la pantalla habló sin censura en el reality show La casa de los famosos de Telemundo. donde confesó cuánto tiempo lleva sin tener relaciones sexuales.

«Dos años o más, ni me acuerdo», dijo la estrella de telenovelas como La usurpadora, La intrusa y Mundo de fieras. «¡Ya soy virgen de nuevo!», bromeó.

«No soy así. Ya creo que soy frígida. No me muero ni me hace falta». Cuando le preguntaron cómo le gustan sus parejas respondió sin titubear: «Enorme, espaldote, que yo me le cuelgue como chango. Me encanta un hombre altísimo, que me haga sentir la Mujer Araña y me trepe en las paredes».

La actriz de 48 años añadió que no necesita estar activa sexualmente.

Lejos de su hijo, la experiencia más difícil

Lo más difícil de participar en este reality show ha sido estar separada de su hijo Gabriel de Jesús. La mamá soltera no puede tener comunicación con el adolescente mientras participa en el programa. «Te extraño mucho, te amo mucho. Te extraño demasiado, te quiero abrazar», dijo llorando la actriz con habló con su hijo de 13 años ante las cámaras del reality show. «No llores mamá», le decía Gabriel.

Gaby Spanic y su hijo Gabriel.

«Fue un hijo que nació del amor, fue producto del amor con un venezolano. Le pidió la mano a mi mamá, a mi papá, me entregó el anillo, nos íbamos a casar, pero bueno pasaron situaciones muy tristes después porque hubieron muchos chismes», contó Spanic. «Le dijeron a él que mi hijo no era su hijo, fueron muchos chismes, muchas cosas, tuvimos varios enfrentamientos, luego intentó pegarme, manché sangre, estuve a punto de perder a mi hijo estando embarazada y le dije: ‘Vete, vete, si tú crees más en los chismes que en mí, vete, yo no voy a perder un hijo’. Hasta el sol de hoy no lo he visto», añadió.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas