Gerard Latortue visita Gonaives

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/F06BCA83-8B42-4B9C-9ED2-4F53A460A497.jpeg

PUERTO PRÍNCIPE, (EFE).- El Primer Ministro de Haití, Gérard Latortue, felicitó ayer a los residentes de Gonaives, cuna de la rebelión que dio al traste con el gobierno del presidente Jean-Bertrand Aristide, quien abandonó el país el 29 de febrero.

Latortue, en su primer visita fuera de Puerto Príncipe, llegó ayer en helicóptero a Gonaives, su pueblo natal, bajo el despliegue de una fuerza militar internacional a la que se unieron representantes de agencias extranjeras que llevaron ayuda humanitaria a la región.

En un discurso que pronunció ante miles de personas que le esperaron en el principal parque de esa ciudad del norte haitiano, Latortue dijo aplaudir “fuertemente a todos los que lucharon aquí”.

Reconoció a todos los líderes de “combate” en Gonaives, en especial a Winter Etienne y Buter Metayer, dirigentes del Frente de Resistencia para la Liberación y la Reconstrucción Nacional, antiguo “Ejército Caníbal”.

“Gonaives tiene un pie en el poder”, declaró el primer ministro de Haití, a quien dirigentes del Frente de Resistencia le entregaron armas de fuego que poseían.

El economista y abogado prometió también que escuchará “la voz de la gente de la provincia” y que trabajará en “la descentralización” de este país caribeño, donde la mayoría de las actividades se desarrollan en la capital, Puerto Príncipe.

El primer ministro anunció que el gobierno trabajará en siete proyectos sociales en esta ciudad de 200.000 habitantes, donde los principales servicios sociales son precarios.

Latortue habló de la construcción de viviendas de interés social en el barrio popular de Raboteau, feudo del jefe del “Ejército Caníbal” (antiguo Frente de Resistencia), Amiot Métayer.

Fue el asesinato de Métayer, a finales de septiembre de 2003, el que provocó el levantamiento en Gonaives, que fue propagándose por otros puntos del país hasta la caída de Aristide.

Latortue también anunció la construcción de carreteras, una escuela técnica, un estadio deportivo, la reparación del hospital municipal y del parque central, y aseguró que “el dinero está disponible” para todos esos proyectos.

“La Policía Nacional se encargará próximamente de la seguridad en Gonaives”, prometió Latortue, quien estuvo acompañado por el ministro de Interior y de la Seguridad Nacional, el ex general Herard Abraham; el ministro de Justicia, Bernard Gousse, y el embajador de Estados Unidos en Haití, James Foley.

Un contingente de infantes de marina (“marines”) de EEUU tenía a su cargo la seguridad de la delegación que acompañó a Latortue, que llegó a bordo de dos helicópteros del Ejército norteamericano.

Desde el jueves, 140 soldados franceses tomaron posiciones en Gonaives, como parte de los 750 que están presentes en el norte del país, según un plan de despliegue previsto por la fuerza internacional, integrada por EEUU, Francia, Canadá y Chile.

El despliegue del contingente francés en el norte del país ha ofrecido seguridad a la distribución de la ayuda humanitaria en esta región, donde la situación se agravó durante la rebelión contra Aristide

Latortue prometió a la población de Gonaives que volverá a principios de abril, en compañía del ministro francés de Asuntos Exteriores, Dominique de Villepin, quien ha expresado en varias ocasiones su apoyo al proceso de transición en Haití.

La visita de Latortue a Gonaives es su primer desplazamiento fuera de Puerto Príncipe, y tiene lugar antes de que mantenga varias reuniones con antiguos jefes de la rebelión y representantes de varios sectores de la sociedad regional.

También es la primera de una serie de salidas que el primer ministro hará a varias regiones del país, para constatar las necesidades después de los violentos acontecimientos de los pasados meses, que causaron miles de millones de dólares en daños, de acuerdo con las autoridades.