Germán Brito, a un año de gestión, defiende «independencia» del MP

Germán Brito, a un año de gestión, defiende «independencia» del MP

Dijo que encontró irregularidades: múltiples nóminas, incentivos anómalos y doble identidad

El pasado mes de agosto del año 2020 la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, cumplió su primer año de gestión luego que el presidente Luis Abinader la designara al frente del órgano persecutor, en medio de expectativas sobre qué tan “independiente” el nuevo Ministerio Público.

Este martes, la magistrada defendió su gestión al frente del órgano acusador y precisó que continuará trabajando para una transformación institucional en la Procuraduría General de la República (PRG).

Germán Brito puntualizó que la participación del Poder Ejecutivo “a lo interno del Ministerio Público se limita jurídicamente a la escogencia del procurador general y la mitad de sus adjuntos, ya que no interviene en la escogencia de quienes dirigen” dicha entidad.

“Al margen de si se realiza o no una reforma constitucional que “blinde” la elección del procurador general de la República, continuaremos impulsando la transformación institucional del Ministerio Público para cumplir responsablemente con las funciones que le encomienda la Constitución”, explicó la magistrada durante su participación Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR).

Le puede interesar: Desde Pulpo hasta Larva: la historia de operaciones contra el delito

Además, en su ponencia, Germán Brito hizo un resumen sobre sus primeros 365 días como procuradora general de la nación y defendió la posición de las víctimas y los imputados, asegurando que se debe evitar la revictimización , evitando que un caso derive en una sobreexposición mediática.

También, esto evitaría, de acuerdo a Germán Brito, la estigmatización anticipada y el juicio paralelo. En ese sentido, dijo que los casos de personas que han sido señaladas por la justicia deben ser dilucidados en los tribunales.

Transformación administrativa

La procuradora detalló que durante su gestión “no ha sido tarea fácil” hacer una transformación a lo interno del Ministerio Público.

“(…) No ha resultado sencillo, porque tenemos una nómina que sobrepasa los nueve mil servidores, con oficinas de trabajo en todo el territorio nacional, pero desde la Dirección General Administrativa hemos avanzado en el control del gasto, y se están reforzando los mecanismos de fiscalización interna a través de la Contraloría del Ministerio Público”, aseguró.

Wilson Camacho y Yeni Berenice Reynoso, titulares de la Procuraduría Especializada de la Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) junto a Miriam Germán Brito. (Fuente externa/Archivo).

Reveló que parte al asumir en la PGR encontró múltiples nóminas, incentivos anómalos y hasta personas con doble identidad como parte de las irregularidades.

También puede leer: Presentan medidas de coerción a implicados en Caso Coral 5G

En ese mismo orden, aseguró que trabaja para cumplir con promesas de las pasadas gestiones a fiscales y empleados general, que comprende, entre otras cosas, reajustes de sueldo que se harán de manera progresiva, conforme a los aprovisionamientos presupuestarios aprobados por el Congreso Nacional.

Persecución de la corrupción administrativa

“El Ministerio Público debe ser un celoso guardián de la “cosa pública” y no puede tener amigos ni enemigos, para traducir a la acción de la justicia penal a quienes traicionen la confianza depositada para ejercer una función pública. No puede haber paños tibios ni maltratos, ni encono ni indulgencia, sino la firme determinación de procurar −en el marco del debido proceso− que jueces independientes e imparciales determinen la responsabilidad penal de quienes se apropien ilícitamente de los recursos públicos”, sentenció la magistrada en su ponencia en la AMCHAMDR, al asegurar que la persecución de la corrupción administrativa es uno de sus principales retos como Ministerio Público.

Esto, no sólo por la exigencia de la sociedad dominicana, sino también porque “suele estar signada por la crítica de la presunta persecución partidista, con la que se pretende desarmar cualquier escrutinio de la gestión de exfuncionarios públicos”.

“Es nuestra mayor aspiración velar porque el Ministerio Público actúe conforme a los principios constitucionales y legales que le rigen, implementando una política de persecución penal planificada, para que cada uno de sus miembros ejerza la acción penal a través de criterios coherentes y objetivos; con un eficiente uso de los recursos, tanto legales, como materiales y humanos; y que seamos capaces de impactar positivamente en el sistema de justicia y reclamar justicia para todas y todos: desde los casos que afectan a los ciudadanos de a pie, hasta los grandes casos de corrupción y crimen organizado”, argumentó la procuradora general de la República.

Racionalización de la persecución penal

Germán Brito precisó que uno de los principales retos del órgano acusador es “racionalizar la persecución” penal y dar relevancia a soluciones no punitivas, en los casos que lo ameriten, tomando en cuenta el grado de afectación al bien jurídico protegido y, al mismo tiempo, “fortalecer la persecución estratégica de los delitos más gravosos, como la corrupción administrativa, el lavado de activos y el crimen organizado”.

Los casos

La con la gestión de la magistrada Miriam Germán Brito se han destapado al menos ocho casos que han tenido repercusión mediática y social, denominados como Coral, Coral 5 G, Antipulpo, Caracol, Operación 13; Operación Larva, Falcón y Medusa, este último uno de los más sonados por involucrar al exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez.

Además de los casos conocidos de corrupción administrativa también han sido noticias los que tiene que ver con lavado de activos producto del narcotráfico internacional.

Publicaciones Relacionadas