Girasol: Buen cine local y una lección de vida

Girasol

Cuando se anunció el rodaje de Girasol  (Dilia Pacheco Méndez. 2015) los pasillos infinitamente activos de la industria del cine local, se poblaron de forma casi espontánea de infinidad de comentarios e interpretaciones.

Esos corrillos dejaban ver que se podría tratar de un aparataje fílmico para crear loas personales a un empresario en procura de reconocimiento, o de que era la oportunidad para dar trabajo a una nieta que se iniciaba en los mares procelosos del largometraje.

De cierta manera, hubo una sub-estimación profesional del proyecto, facilitada por la ausencia notable de información constante del proyecto y en particular de su directora, una verdadera desconocida y de la cual apenas aparecen en internet un teléfono y un correo.

Tras la primera exhibición de Girasol,  Dilia Pacheco Méndez ha dejado de ser  la   nieta del biografiado Víctor Méndez Capellán,  para transformarse en un nombre que debe ser tomado en cuenta en la industria tanto por su necesidad de contar adecuadamente historias y hacerlo con  disciplina y plena conciencia de su responsabilidad. La película no es una biografía, aleja del género documental y de su primo hemano el bio-pic, para ser una historia de superación, basada en hechos reales.

Girasol no es obra perfecta en modo alguno: presenta fallos de construcción que no opacan la historia: abusa de la música emotiva en más de una oportunidad  y se torna innecesaria y hasta molesta, apela a una imagen del niño fugado de su casa (la del que usa un bultito hecho con tela y  que se cuelga de un palito, imagen que no corresponde a nuestra cultura y que parece más una apropiación de la grafía del comic, que de la vida rural dominicana; en más de una oportunidad (cinco en total) se utilizan expresiones coloquiales de uso actual que no tenían lugar en los tiempos en los cuales se exponen.

Siendo cine de época (de los años 30, 40 y 50), se logra lo que ha sido tan difícil para otros proyectos: una dirección de arte (de Stephani Schmidt) es acertada y digna a lo que se debe agregar: } pasajes  militares del ejército en época de Trujillo (con la participación de un personaje que representa al tirano), lo que demandó uniformes, utilería militar y otros aspectos que se vieran creibles y sirvieran a la la historia.

La plataforma expositiva de un guión (de Dilia Pacheco y Francois García Fiore), que contrapone épocas para etiquetar los espacios del filme y ordena los acontecimientos, dejando ver lo trascendente de cada momento, lo que permite un discurrir adecuado y progresivo, tomando las pausas y los suspensos como elementos de atracción.

El aspecto actoral se ha cuidado. En general se tienen unas actuaciones en general formidables, sobre todo la de los actores adultos y el personal infantil que mantiene altura histriónica y  notable fortaleza escénica.

El peso del trabajo recae en Laureano Olivares (niño) y Carlos Báez (Adulto), Pachy Méndez, Karina Noble, Claudette Lalí y una actuación breve y “odiosa” de de Lidia Ariza, quien nos convence profesionalmente de lo que es una persona con un alma torcida.

La fotografía de

Girasol es además un filme de estímulo al buen ejemplo del trabajo, de criterios fundamentales para quienes aspiran a hacer del empresariado su carrera (en total se ofrecen 32 orientaciones prácticas para crear una marca – comenzando con la de  utilizar calidad en los insumos para ganar prestigio en el servicio).

Se trata de un trabajo cargado de buena técnica y de dignidad y calidad en su mensaje.

Sinopsis:

Basada en una historia real, Víctor Méndez Capellán​, hijo de dos campesinos, queda huérfano a los 7 años y decide ​emprender su camino que lo llevará a muchas aventuras llenas ​de obstáculos, tragedias y logros triunfantes.

Género:

Drama basado en la historia real de Víctor Méndez Capellán.

 

Ficha Técnica:
Titulo: Girasol

País: RD.

Dirección: Dilia Pacheco Méndez

Guión: Dilia Pacheco/Francois García Fiore

Productora: María Josí Ripoll

Director de Fotografía:  Benjamin Echazarreta

Dirección de Arte Stephani Schmidt

Vestuario Slobodan Strinic

Dirección de Casting: Heidy Morel

Duración: 100 m.

Elenco:

Por Víctor Méndez Capellán:

Laureano Olivares (niño) y Carlos Báez (Adulto)

Pachy Méndez

Karina Noble

Claudette Lalí

 

Actuaciones de reparto

  • Vlad Sosa
  • Vladimir Acevedo
  • Mario Lebrón
  • Mario Núñez
  • Bettina Victoria
  • Yamile Scheker
  • Erlyn Saul
  • Isabel Polanco
  • Lidia Ariza
  • Alejandro Vargas
  • Carlos Carasaf Sánchez
  • Carlos Naveo
  • Karla Hatton
  • Alejandra Alemany
  • Carlos Hazoury
  • Spencer Pool

Épocas: finales de los 30, y alguno de 40, 50 70 y 80

Filmación: Monte Cristi y Santo Domingo