Girón Jiménez revela cómo operaba el entramado del caso Coral

Girón Jiménez revela cómo operaba el entramado del caso Coral

El mayor del Ejército Raúl Alejandro Girón Jiménez reveló este jueves ante el tribunal cómo operaba el supuesto entramado en el caso Coral, que tenía entre sus cabezas al mayor general Adán Cáceres Silvestre y a Rossy Guzmán Sánchez (La Pastora), así como las acciones ejecutadas de manera particular por cada uno de los imputados y las maniobras utilizadas para desfalcar al Estado con el manejo fraudulento de las nóminas de entidades castrenses.

Girón Jiménez hizo uso de su derecho a declarar, durante la audiencia que se conoce en la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del Distrito Nacional, donde explicó cómo desarrollaban sus actividades delictivas en el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y del Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep), principalmente con el abultamiento de la nómina, así como sobre las operaciones que llevaban a cabo para adquirir una gran cantidad de bienes muebles e inmuebles, vehículos de lujo y propiedades en diferentes lugares del país.

También puedes leer: Imputado caso Coral destapa ‘entrañas’ de red de corrupción

De manera específica se refirió al rol dentro de la red que ejercía el mayor general Cáceres Silvestre y La Pastora, con maniobras que desarrollaban, según dijo, a través del coronel policial Rafael Núñez de Aza.

Girón Jiménez explicó que los directores del Cestur eran “comprados” por Núñez de Aza, quien los esperaba con unos “milloncitos” en su despacho. Hubo quienes recibieron hasta 10,000,000 de pesos.

El imputado describió los procedimientos fraudulentos que utilizaron los encartados en el expediente para adquirir bienes lujosos, incluyendo dos automóviles eléctricos, así como erogaciones de cientos de miles de pesos desde el Cusep a La Pastora disfrazados de supuestas contribuciones por cultos religiosos.

Te puede interesar: Operación Coral | Félix Portes a Yeni Berenice en audiencia: «Yo sé que duele, pero aguanta»

También afirmó que un apartamento de lujo ubicado en Las Terrenas, Samaná, lo adquirió con fondos provenientes de actos de corrupción el general Juan Carlos Torres Robiou, quien hasta hace poco dirigió el Cestur.

Mientras ofrecía los detalles del entramado de corrupción, dijo que el Ministerio Público cuenta con las pruebas con las que podrán confirmar todos los hechos, incluyendo nóminas, diferentes documentos y mensajes de WhatsApp sobre órdenes directas y transacciones bancarias.

Al concluir su amplia exposición sobre las actividades de la organización, responsabilizó a los imputados y a otras personas, incluyendo a miembros de las citadas entidades de seguridad, sobre cualquier atentado contra su integridad física y la de su familia.

Más detalles sobre el tema: Tanner Flete Guzmán, hijo de la pastora Rossy, es chofer de Uber, dice su abogado

Publicaciones Relacionadas

Más leídas