Giselle Tavera se siente “poderosa” cantando bachata

a6

Giselle Tavera es una de las pocas mujeres que en la actualidad interpreta bachata. En este género dominado por los hombres, que en los últimos años ha acaparado importantes premios y que se ha hecho sentir en diversos escenarios del mundo, la cantante dominicana residente en Estados Unidos se siente poderosa. “Me siento poderosa porque no muchas mujeres han podido llegar a un nivel más alto en la bachata, y yo con la ayuda de mi equipo de trabajo y de Dios he llegado a lugares que nunca pensé llegar. Y me siento poderosa porque cuando viene a ver le quito ese puesto a los hombres”, afirmó con una sonrisa.

La artista de 22 años confía en su trabajo, aunque reconoce que al principio se sentía “limitada”, pero que después se fue soltando y cogiendo más fuerza.

“Cada vez que uno comienza con algo se siente con un poco de temor, pero a medida que va superando todas las barreras que se le enfrentan una se va haciendo más fuerte con el tiempo”, explicó tras afirmar que gracias a su consistencia es que ha podido llegar, pues hubo gente que le decía que ella no sabía cantar.

“Siempre hay alguien que dice algo, pero yo prefería no escuchar a esas personas que tratan de cortarte las alas. Yo creo en mi talento, y se que (cantar) esto fue lo que vine al mundo a hacer ”, dijo.

Disco. La cantante estuvo de visita en el país para dar a conocer su segunda producción “Somos más”, la cual lanzará al mercado en los meses próximos, y en la que incluye temas de su propia inspiración.

De este álbum está promocionando su segundo sencillo “Déjame volar”, una bachata urbana fusionada con reguetón, que está entre los primeros veinte lugares de la revista Billboard.

“Este es un disco atípico, en el que incluyo diferentes fusiones con la bachata. ¡Es un álbum fantástico! He estado componiendo y trabajando con varios productores”, indicó y a seguidas dijo que Steven Cruz, José Luis Gómez y Roberto de la Rosa son los productores de su disco.

Las canciones fueron escritas además por Cruz y Juan Francisco Viloria. El álbum ha sido grabado en Filadelfia, Nueva York, New Jersey y Miami.

“En este segundo disco siento que tengo un ritmo más definido. Ahora nos enfocamos más en la bachata. La carrera mía está evolucionando muchísimo y me siento contenta con eso”, explicó emocionada.

Actriz. Además de cantar, Giselle ha mostrado sus capacidades histriónicas. Ella actúo en el cortometraje “Dreams”, en donde hizo el papel principal. La historia trata sobre dos jóvenes que soñaban con cantar.