Gobernador de Puerto Rico confía en voluntad del Tesoro de EE.UU. de ayudar

gobernador

San Juan. El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, dijo hoy que el secretario del Tesoro, Jack Lew, es plenamente consciente de la situación de urgencia que atraviesa la isla y está comprometido a ayudar en todo lo posible, tras una reunión de ambos funcionarios.

“Nunca Puerto Rico había tenido un secretario del Tesoro tan comprometido. Aunque, si bien es cierto es que está comprometido, para resolver esta crisis heredada necesitamos una acción congresional”, afirmó García Padilla en una breve comparecencia ante la prensa.

Esa reunión, en la que también estuvo presente el equipo económico del gobernador, fue la primera en la agenda de Lew durante su visita a la isla, en la que también tiene previsto reunirse con otros líderes políticos, empresariales y sociales.   García Padilla apuntó que Lew “sigue siendo la pieza clave de la Administración (de Barack Obama) para atender la crisis fiscal que heredamos en Puerto Rico”, y aseguró que “está comprometido” con que la isla “tenga los mecanismos que necesita para reestructurar su deuda”.

“Hablamos -dijo- sobre dónde estamos en el Congreso”, que según ambos es fundamental que apruebe cuanto antes una legislación que permita a la isla declararse en quiebra y reestructurar su deuda de una forma ordenada, así como “sobre los estados financieros” del ejercicio fiscal 2014 (que terminó en julio de ese año), que el Gobierno aún no ha hecho públicos.   Esos estados financieros “no van a decir nada que no se sepa”, dijo de todas formas el gobernador.

“La presión tiene que estar en el Congreso, porque, aunque hay más que la Administración puede hacer, para resolver esta situación definitivamente el Congreso tiene que actuar”, explicó el mandatario, quien llamó una vez más a la unidad de los diferentes partidos políticos de la isla para afrontar esta crisis, pese a la cercanía de las próximas elecciones generales.