Gobernadora de Dajabón dice a EFE repatriaciones
de haitianos continuarán la próxima semana

Santiago (R.Dominicana), 21 may (EFE).- Las repatriaciones de haitianos que viven de manera ilegal en la República Dominicana se reiniciarán en los próximos días “porque es un derecho del Estado como país soberano”, afirmó la gobernadora de Dajabón (noroeste).

En declaraciones a EFE, la gobernadora Sonia Mateo sostuvo que hay una clara definición del Gobierno dominicano de regular la presencia de haitianos indocumentados en esta nación caribeña.

Mateo coincide así con el presidente Leonel Fernández, quien afirmó el pasado jueves que “el tema de la inmigración es siempre la expresión de la soberanía de un país” al ser preguntado sobre las repatriaciones masivas de haitianos en días recientes.

El canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso, aseguró el pasado martes que las repatriaciones masivas de haitianos fueron suspendidas temporalmente antes de reunirse con su homólogo de Haití, Hérard Abraham, para tratar la intensificación de estas prácticas.

Las repatriaciones de haitianos se intensificaron desde que el 9 de mayo fuera asesinada una dominicana en la población de Hatillo Palma (noroeste), presuntamente por haitianos, lo que desató la ira de los vecinos y obligó a los inmigrantes a salir del pueblo.

Mateo aclaró que a las autoridades dominicanas no le preocupan las criticas que han hecho organizaciones defensoras de los inmigrantes haitianos.

“Es harto conocido que esas entidades recurren a la infamia y la mentira, denunciando que estamos violando los derechos humanos y deportando a dominicanos negros y de origen haitiano, cuando las autoridades utilizan el legítimo derecho de expulsar de su territorio a los extranjeros que viven de manera irregular”, apuntó.

Diversas organizaciones de ayuda al emigrante y defensoras de los derechos humanos vienen exhortando al Gobierno a detener las repatriaciones masivas de haitianos que consideran “expulsiones indiscriminadas, ilegales e inhumanas”.

A pesar de esto, la representante del Gobierno dominicano en Dajabón declaró que las deportaciones de haitianos se harán de ahora en adelante de una manera más organizada, respetando a los inmigrantes que tienen sus documentos al día.

Un número significativo de repatriados, tanto dominicanos como haitianos, contaban con documentos legales dominicanos, y ya fueron trasladados de nuevo al territorio nacional.

La gobernadora explicó que a los haitianos hay que hacerle comprender que aunque la República Dominicana y Haití comparten una misma isla, son dos países que tienen sus propias leyes, costumbres y razas distintas y eso tienen que respetar los ciudadanos de ambos territorios.

“Los haitianos piensan que este país es una prolongación de su territorio y que por tanto pueden cruzar la frontera sin documentos, pernoctar nuestras calles como si nada y que no se les puede repatriar”, apuntó.

Indicó que ella está de acuerdo con que los dominicanos les tiendan las manos a los haitianos, “pero ellos allá y nosotros aquí”.

Cada año, miles de haitianos huyen de la pobreza de su país y cruzan la frontera para trabajar, principalmente en la zafra azucarera y en la construcción, cobrando sueldos mucho más bajos que los dominicanos.

Organizaciones defensoras de los derechos de los haitianos han denunciado que el reclutamiento masivo de trabajadores indocumentados, que se realiza en camiones que pasan los puestos fronterizos, está apoyado por las autoridades y los dueños de ingenios azucareros