Gobierno de Colombia plantea poner fin a cultivos de coca, en acuerdo con las FARC

Cuba Colombia Peace Talks

Bogotá. AFP. Colombia aspira a poner fin a los cultivos de hoja de coca como parte del acuerdo de paz que negocia con las FARC, dijo el jefe de la delegación gubernamental Humberto de la Calle, al partir este miércoles a Cuba para un nuevo ciclo de diálogo.  

“Queremos un campo sin coca, queremos que nuestros campesinos dejen atrás definitivamente estos cultivos, que lo único que han dejado en estas regiones es violencia, pobreza y marginalidad”, aseguró De la Calle en el aeropuerto de Bogotá.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) abordarán a partir del jueves el tema de las drogas ilícitas, uno de los cinco puntos de su agenda en el proceso de paz que llevan a cabo desde hace un año.

Hasta ahora han consensuado los puntos de desarrollo agrario y de particpación política de la guerrilla.

De la Calle explicó que en La Habana analizarán políticas para la sustitución de cultivos ilícitos y programas de salud pública para prevenir el consumo de drogas.

“No hay mejor escenario para impulsar estas iniciativas que el del fin del conflicto, un conflicto que se ha alimentado precisamente del narcotráfico”, señaló el delegado.

“No habría fin del conflicto verdadero sin atacar de fondo este fenómeno”, insistió.   Las FARC han reconocido que protegen a los campesinos cultivadores de coca de Colombia, pero los expertos resaltan que esa guerrilla no participa de la exportación de cocaína ni tampoco es la única fuerza involucrada en el negocio.

Hace dos meses, Pablo Catatumbo, delegado de las FARC en el proceso de paz, dijo que “una Colombia sin coca significa mucho para la paz de Colombia y para la paz del continente, pero para eso se requiere el cambio de las políticas de represión que son las que se han aplicado siempre. Debe haber un cambio en la política de combate de cultivos ilícitos”.

Colombia es, junto con Perú, el principal productor de cocaína el mundo, con 309 toneladas y 48.000 hectáreas de cocales, según cifras de la ONU.

El conflicto armado de Colombia, con casi 50 años, es el más prolongado de América Latina y el único que se mantiene activo en la región.