Gobierno de Rajoy pediría más ayuda al Fondo Europeo

Madrid. De los Servicios de Hoy. A mediados de septiembre, “como muy pronto”, el banco de inversión Goldman Sachs calcula que el gobierno de Mariano Rajoy hará una petición oficial de ayuda al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. 

 No se tomará ninguna decisión al respecto antes de esa fecha, más teniendo en cuenta que el día 6 se produce la reunión mensual del BCE y el mercado fija su mirada en esa cita a la espera de lo que pueda anunciar el presidente de la institución, Mario Draghi, especialmente desde que el mes pasado dijera que el banco central estaba listo para hacer “lo que sea necesario” para salvar al euro.

Goldman espera que en esa cita el BCE anuncie la estrategia con la que planea frenar la escalada de los intereses de la deuda soberana y deje claro las reglas y los niveles que se establecerán a partir de los cuales la institución intervendría.

“Es probable que las autoridades españolas esperen hasta ver lo que ofrece el BCE en su reunión del 6 de septiembre antes de decidir si formulan una solicitud de apoyo al fondo de rescate de la UE, el EFSF y, en caso afirmativo, en qué momento y de qué manera.

En este sentido, los analistas de Goldman Sachs prevén que el BCE lleve a cabo intervenciones “de manera oportunista” en los vencimientos de deuda de entre uno a tres años con el objetivo de prevenir los picos de los intereses exigidos a la deuda a corto plazo de los países periféricos que ha paralizado en diversas ocasiones los mercados de deuda.

Sin embargo, el informe de Goldman Sachs se muestra más cauto sobre la posibilidad de que el BCE anuncie la compra de grandes cantidades de deuda soberana de la periferia y considera que la institución intentará en un primer momento reactivar los mercados privados mediante estas intervenciones esporádicas, en vez de reemplazar inmediatamente al sector privado con su propio balance.

Tanto la Comisión Europea como la institución monetaria ya han mostrado su predispoción a promover más acciones para ayudar a España, pero han dejado bien claro que el Gobierno deberá pedir antes el rescate.

Pese a esta advertencia, el presidente del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, ha manifestado su intención de no tomar ninguna decisión sobre un eventual rescate hasta conocer los planes del BCE.

Standard & Poor’s. Por  otro lado, la agencia de calificación Standard & Poor’s señaló ayer en un comunicado que la petición de un rescate por parte del Ejecutivo español “no afectará directamente al rating del soberano”, es decir, no tendría impacto sobre la actual nota que la agencia tiene sobre la deuda soberana de España.

De hecho, según señala S&P, los términos potencialmente ventajosos que España podría recibir en virtud de un rescate completo “podrían aumentar las posibilidades de éxito del programa de reformas” tanto fiscales como económicas del país.

Standard & Poor’s indica en su comunicado que aunque hasta el momento el gobierno de España no ha decidido solicitar un rescate completo, existen bastantes expectativas “de que podría hacerlo en septiembre”. 

Las claves

1.  Rescate completo

Según los expertos de la agencia de rating, si España decide pedir un rescate completo, esto supondría “un reconocimiento oficial de que el gobierno enfrenta riesgos a la hora de financiarse en los mercados de capital a tasas sostenibles”.

2.   Standard & Poor’s

Para Standard & Poor’s, en el caso de que el Ejecutivo de Rajoy decida pedir un rescate, “las condiciones serán potencialmente favorables para España”

3.  Reconocimiento

Sin embargo, la agencia reconoce que habrá una “resistencia” a la hora de implantar la agenda de reformas, especialmente “a nivel regional y nacional”, ya que los ingresos disponibles seguirán disminuyendo a corto plazo.