Gobierno dice que RD no tiene ansiedad por informe OEA sobre migración

rodriguez marchena

El portavoz del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, afirmó hoy que la verdad dominicana sobre la situación migratoria del país prevalecerá, por lo que no teme a las mentiras que pudieren decir.Rodríguez Marchena manifestó que la República Dominicana está tranquila, sin ansiedad respecto a los resultados del informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el proceso de regulación de extranjeros que se ejecuta en el país.

“Lo primero es que debemos dejar que el informe se publique para conocerlo, analizarlo. Nosotros no tenemos información de cómo será ese informe, lo que sí yo quiero decir es lo siguiente: La verdad dominicana es y será más fuerte que todas las mentiras y va a prevalecer sobre todas las mentiras juntas que pudieran aparecer”, reiteró.

Y agregó: “Por eso hemos dicho a todo el que quiera venir a ver puede hacerlo, y las historias que hemos estado presentando, ustedes saben que en la Dirección General de Comunicación no hablamos mentiras, ponemos a la gente a hablar y esos testimonios de haitianos sin papeles en República Dominicana son testimonios auténticos”.

Sostuvo que los dominicanos no solo están en condiciones de refutar todas las mentiras que se decían sobre el país, “de que éramos malas personas y que aquí se maltrata a los haitianos”, sino además de que los haitianos que viven en el país también refutan esas mentiras.

“Lo descubrimos porque se nos acercaban haitianos en nuestro país para ofrecerse y decir, yo le puedo hablar, yo le aparezco ante las cámaras, para decirle a mi gobierno que todo eso es mentira”, dijo Rodríguez Marchena.

Resaltó que en el país no hay nada que esconder. ” Ahora, nosotros sí tenemos que decir lo siguiente: los extranjeros pueden venir, pero no a decidir en nuestro país. En nuestro país decidimos los dominicanos y los dominicanos hemos decidido poner un orden y ponerlo con humanidad”.

Precisó que esta gestión respeta los derechos humanos, no solo de los haitianos, sino de todos los extranjeros, al igual que los derechos de los dominicanos.