Gobierno dicta plan para bajar sus gastos

http://hoy.com.do/image/article/336/460x390/0/6D6CFFE8-EDD6-4775-A011-76CC0AC8B3FB.jpeg

El Presidente Leonel Fernández presentó anoche al país su esperado “Plan Integral de Acción” para enfrentar los efectos locales de las alzas del petróleo y de los alimentos. El gobierno reducirá los gastos corrientes y de inversión en unos RD$20,000 millones en lo que queda de año, con el objetivo de terminar con un déficit del sector público equivalente al 2% del Producto Interno Bruto. Estas medidas complementan las monetarias adoptadas por el Banco Central.

El presidente Leonel Fernández anunció anoche la puesta en marcha de un conjunto de medidas destinadas a reducir de manera sustancial la inversión del gobierno en obras públicas, los salarios y viáticos de los altos funcionarios y los  gastos en publicidad y subsidios.

Las medidas tendrán efectos   inmediatos en lo que llamó un “Plan Integral de Acción” que estará en vigor  hasta el año 2009 y que busca reducir los efectos internos de las alzas registradas en los precios del petróleo y de los alimentos a escala mundial.

Fernández habló al país desde el Palacio Nacional por una cadena de radio y televisión para advertir que el alza en los precios del crudo haría que para finales de este año la factura por este concepto supere en US$2,000 millones a la pagada en el año 2004.

El plan dispone la contracción del gasto público aprobado para el segundo semestre del año, la obtención del financiamiento externo necesario para asegurar el nuevo nivel de gasto estimado del gobierno,  la focalización del subsidio al GLP a nivel de consumidores y del transporte público, y  la aplicación de medidas orientadas a garantizar la seguridad alimentaría, anunció Fernández.

Igualmente,  el aumento de los programas de protección social del Gobierno para los sectores de menores ingresos de la población, así como concluir el 2008 con un déficit del sector público no financiero equivalente a 2% del PIB.

Para  el logro de esta meta,  Fernández anunció que   se reducirá en  20% la proyección de gasto realizada para el período agosto-diciembre de este año, equivalente a casi  RD$20,000 millones.

Dijo que para dar una señal inequívoca de la voluntad del Gobierno para afrontar las dificultades que encara el país, se dispondrá, entre otras medidas, no iniciar la construcción de nuevas obras  de infraestructura y priorizar la ejecución de aquellas que a la fecha tengan por lo menos  75% de realización.

De igual manera, el gobernante anunció que se está  procediendo a reducir en US$100 millones  la ejecución del gasto en proyectos de inversión financiados con recursos externos, programados para ejecutarse en lo que resta de año.

En lo que respecta a la publicidad estatal, anunció que será reducida  en  25%,  se congelará la compra de equipos de oficinas y de vehículos de todo tipo por un año, con las excepciones de la Policía Nacional y  las secretarías de Agricultura y de Salud Pública.

Anunció  la reducción de  25% en la compra de combustible, una disminución en el gasto en el uso de celulares y una rebaja en los gastos en pasajes, viáticos y dietas, así como la eliminación de los gastos de representación. 

Dispuso  la rebaja de  5% en los sueldos  de los empleados del Gobierno Central,  entidades descentralizadas y autónomas del sector público financiero y no financiero que devenguen entre RD$151,000 y RD$200, 000 mensuales, y el 10 % a los sueldos de quienes  devengan más de RD200,000 mensuales, y congelar   la nómina pública, a lo dispuesto al 31 de diciembre de 2007, excepto escuelas y hospitales. Fernández  anunció un alza de 15% en el sueldo   público hasta $30,000    para noviembre, y ordenó  a la Secretaría de Hacienda  elaborar las cuotas de gasto para el Presupuesto Suplementario que  someterá  al Congreso.

Justifica medidas del Banco Central
El presidente Leonel Fernández aseguró anoche que desde los inicios del presente año las autoridades monetarias comenzaron a implementar medidas destinadas a evitar que los efectos de la crisis mundial incidieran negativamente en la economía dominicana.

Para entonces, el Banco Central había adoptado un conjunto de medidas de política monetaria orientadas a evitar que el crecimiento de la demanda agregada presionará aún más los precios internos, dijo el gobernante

Entre esas medidas citó el ajuste de las tasas de interés, el uso de las reservas internacionales y el cambio en la composición del encaje legal, asegurando que han contribuido a reducir el ritmo de crecimiento de los agregados monetarios.

Dijo que se trata de medidas que en sentido general han adoptado la mayoría de los países de América Latina no productores de petróleo.