Gobierno griego aprueba nuevo relajamiento de las restricciones bancarias

TSIPRAS CONSIGUE EL MANDATO PARA NEGOCIAR, PERO NO DISIPA CONFLICTO INTERNO

Atenas. El Gobierno griego ha relajado nuevamente las restricciones bancarias impuestas hace casi cuatro semanas y a partir de ahora los ciudadanos griegos podrán llevar consigo 2.000 euros en efectivo o su equivalente en moneda extranjera en sus viajes al extranjero.

El nuevo decreto publicado por el ministerio de Finanzas destaca asimismo que los extranjeros podrán seguir portando cantidades ilimitadas de efectivo. Por otra parte, las compañías navieras podrán retirar 50.000 euros en efectivo por día.

El pasado lunes, el día en que reabrieron los bancos después de tres semanas de cierre, el Ministerio de Finanzas había dado paso a un primer relajamiento de las limitaciones en las transferencias al extranjero, al permitir a los padres con hijos estudiando fuera del país transferirles hasta 5.000 euros por trimestre.

Al mismo tiempo, se permitió hacer trasferencias al extranjero por un máximo de 2.000 euros para el abono de gastos médicos. Para superar las restricciones que hubo en las primeras semanas en las importaciones, el Banco de Grecia anunció este viernes que agilizará las tramitaciones de los pagos comerciales al extranjero.

Para ello se eleva con efecto inmediato de 50.000 a 100.000 euros la transferencia que cada cliente podrá efectuar por el gasto de un negocio de importación. Además, a partir de ahora serán los propios bancos los que puedan gestionar estas transacciones, supeditadas hasta ahora a la aprobación de una comisión especial radicada en el Banco de Grecia y establecida al comienzo del corralito el pasado 29 de junio.