Gobierno iraquí, EEUU y jefes religiosos rechazan aplazar elección iraquí

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/C9D4939F-70D8-405F-A7F9-837FEFEE0FB7.jpeg

Por Mohamed Hasni
BAGDAD, Nov 17 (AFP).- La idea de postergar las elecciones de enero en Irak lanzada por 17 partidos chocó este sábado con la negativa del gobierno, la comisión electoral, los jefes religiosos chiítas y la ocupación estadounidense.

El sunnita Adnan Pachachi, gestor del pedido de aplazamiento, dio un paso atrás al indicar que los partidos iraquíes igualmente concurrirán a las elecciones aunque su demanda no sea satisfecha.

La idea de aplazar los comicios del 30 de enero se vislumbraba en razón de la inseguridad, especialmente en las regiones sunitas que son escenario de operaciones militares contra la guerrilla.

El ala dura de los sunitas, que está encarnada por el Comité de Ulemas Musulmanes, instó a boicotear las elecciones para protestar contra los ataques aliados a bastiones de esa comunidad. Los ulemas temen que las elecciones les hagan perder poder político en sus comunidades y que éstas pasen a ser controladas por los chiítas.

La inseguridad y problemas logísticos fueron invocados como principal argumento para pedir la postergación de las elecciones de enero.

La primera voz que se alzó en contra del petitorio fue la del presidente estadounidense George W. Bush. “La Comisión Electoral (iraquí) ha previsto que las elecciones se celebren en enero y yo espero que se celebren en enero”, dijo Bush.

El presidente de la Comisión Electoral, Abdel Hussein al Hindaui, dijo a la AFP que “no es cuestión de postergar las elecciones” pese a la violencia, las dificultades de organización y el riesgo de un boicot sunita.

El gobierno del primer ministro Iyad Alaui mantiene “su determinación de realizar las elecciones en la fecha prevista”, dijo el vocero Thaer al-Nakib.

“El primer ministro no está convencido que las postergación provoque automáticamente una mayor participación”, agregó.

El embajador de Estados Unidos en Irak, John Negroponte, dijo que la falta de seguridad no debería impedir el pronunciamiento de los ciudadanos.

“Pensamos que habrá seguridad adecuada para realizar las elecciones el 30 de enero”, dijo Negroponte a la AFP.