Gobierno moderno debe ceder funciones

POR FERNANDO QUIROZ
El modelo de gobierno del siglo 21 debe “desamarrar las instituciones públicas” con la reducción de  los empleos en las “gigantes” secretarías y en su lugar contratar empresas del sector privado u organizaciones no gubernamentales para que ofrezcan muchos de sus servicios, planteó anoche David Osborne, considerado el gurú  de la reinvención del gobierno.

Consideró como componentes básicos para la eficiencia de un gobierno un correcto uso en los gastos del dinero, un buen sistema de auditoría para “hacérsela” difícil a la corrupción y establecer la gestión por desempeño, compensando al empleado que lo ha hecho bien o sancionando a quien no, luego de una exigente rendición de cuentas.

Igualmente mencionó la importancia de minimizar la corrupción, con una verdadera función de la justicia. “Debe saltarse de la era de la industria a la era de la información”, agregó.

Osborne dictó la conferencia “Modelo de gobierno del siglo 21: modernización, eficiencia y transparencia”, a la que asistió el presidente Leonel Fernández y su esposa, la primera dama Margarita Cedeño; así como el vicepresidente Rafael Alburquerque y numerosos funcionarios.

No puede haber competencia frente a otros países, dijo, cuando en la República Dominicana tarda hasta tres días el retiro de las mercancías de Aduanas,  y en Costa Rica sólo dura cinco horas. “Las inversiones se van donde más barato es el negocio”, expresó.  Señaló que cuando un gobierno no puede garantizar los servicios de seguridad  a través de la Policía, surge entonces la seguridad privada,  e igual acontece con los servicios de energía y de agua.

Tiene como visión que el papel fundamental de los gobiernos es dirigir y facilitar, no “remar”. Una secretaría con miles de empleados resulta muy costosa, indicó, sobre todo cuando no se ven los resultados de sus ejecutorias. 

Estimó que la misión de los líderes públicos debe ser la persuadir al sector privado.

“La clave es un matrimonio entre la flexibilidad y la rendición de cuentas”, insistió.

Para una real transformación de un gobierno como el que plantea,  Osborne estima que  se necesitan por lo menos ocho años.

Cree que el reto que enfrentan los gobiernos hoy es cómo resolver los problemas de forma innovadora.

Habló de la necesidad de eficientizar y facilitar los servicios en las agencias recaudadoras y de impuestos. Puso como ejemplo que en Ecuador al reformar el servicio de esas oficinas, detectaron que cerca del 10% de los impuestos de los vehículos no eran pagados.

“Se necesita que la justicia funcione y se aplique oportunamente. No esperar diez años para llevar justicia”, manifestó también. 

Planteó la necesidad de que los gobiernos reduzcan al mínimo la corrupción, pues entiende que la eliminación total no se ha logrado en ningún país del mundo. Citó los progresos de países como Chile en la lucha contra la corrupción y la eficiencia en los servicios que ofrece el gobierno. 

Además, aplicar controles fiscales efectivos para que no se roben los dineros del sector público.

Advirtió que los ciudadanos exigen cada día más, mientras que el sector privado aumenta cada vez más las expectativas tecnológicas.

Centra gran importancia en la educación pública, pues entiende que cada niño debe recibir la misma educación.

Ve que un Estado moderno debe implementar las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías de la internet, que reduce el proceso burocrático de las oficinas públicas y prácticamente no amerita el uso del papel. Solicitud de renovación de licencias de conducir y de pasaportes cree se puede hacer por la Internet.

Durante su conferencia Osborne introdujo algunas ocurrencias chistosas. “Tradicionalmente se ha dicho que esa persona es suficientemente buena para trabajar en el gobierno”.

“Los gobiernos no son tan buenos como necesitan ser, pero siempre la causa es de otro”, dijo hasta provocar risa del auditorio del hotel Lina, donde fue realizada la actividad.

El acto asistió el consultor jurídico del Ejecutivo, César Pina Toribio, los secretarios de la Juventud y Deportes, Manuel Crespo y Felipe Payano; el presidente del Consejo Nacional de Drogas, mayor general José Aníbal Sanz Jiminián.

OSBORNE

La conferencia de Osborne fue auspiciada FUNGLODE, que lidera el presidente Fernández. El conferencista habló en inglés.

Osborne, estadounidense, es autor y coautor de cinco importantes libros sobre estrategias del mejor funcionamiento y organización de la administración pública, con gran impacto internacional.

El libro Reinventing Government, tiene las respuestas para reformar el gobierno y hacerlo más eficiente y efectivo.

En su libro The Price of guvernment (El precio del Gobierno), Osborne proporciona a las audiencias ideas innovadoras para recomponer el gobierno, para hacerlo que sirva las necesidades de su pueblo.

El economista esboza los diez papeles que desempeñan los líderes efectivos al reinventar las organizaciones públicas o privadas, y de donde viene la capacidad para esta clase de liderazgo.

Describe en sus libros cinco de las estrategias más poderosas desarrolladas por reinventores alrededor del mundo, junto con las herramientas para implementarlas.

TERCERA VIA

Osborne entiende que los votantes están buscando una tercera vía, que no sea el liberalismo del gobierno grande o el conservadurismo antigubernamental, sino una fiscalmente moderada, no burocrática, pero un gobierno activo.