Gobierno pasa en primer año prueba herencia fiscal

http://hoy.com.do/image/article/837/460x390/0/1697B2C9-9FE5-421F-9068-BB4FDFA085DC.jpeg

Luego de que la opinión pública se sorprendiera con el alto nivel del déficit fiscal  heredado por la actual administración, que según el Fondo Monetario Internacional superó el 8.5%  del  Producto Interno Bruto (PIB) en el 2012, es decir  más RD$200 mil millones, la gran pregunta era cómo iba a sortear Danilo Medina esa  situación.

Entendidos en la materia plantean que la situación ha sido afrontada con prudencia fiscal y con una reforma impositiva, mientras que otros   señalan la  reducción de los programas de inversión pública.

Para el primer trimestre de 2013 el tope establecido como déficit en el presupuesto anual era de RD$16,440.4 millones, equivalente al 0.7% del PBI y terminó en un 0.1%, equivalente a  RD$2,568.6 millones.

Pero a mayo el déficit aumentó a RD$11,871.6 millones, como resultado de una política deliberada   para reactivar la economía, que había sido afectada por el recorte en el gasto en el primer trimestre.

El economista Bernando Fuentes consideró   que el gobierno  ha mostrado mucha prudencia en el manejo fiscal,  pues las cifras publicadas por  La Dirección General de Presupuesto (DIGEPRES), del Ministerio de Hacienda, a mayo indican que el déficit fue muy inferior a lo esperado.

No obstante, plantea que al menos que el Congreso Nacional apruebe pronto las modificaciones al contrato con la Barrick, existe el riesgo de que el actual Gobierno no pueda cumplir con sus metas de ingresos.

Asimismo, el economista Luis H. vargas dijo que el monto del déficit fiscal de la presente administración a ha tendido a disminuir en comparación al registrado por la anterior gestión gubernamental de Leonel Fernández.

Atribuyó esa baja a la implementación de una reforma tributaria, disminución de los gastos totales y en particular sub-ejecución presupuestaria.

En efecto, agregó que en los cinco  primeros meses del corriente 2013 los ingresos fiscales se elevaron a RD$151 mil 409 millones, en tanto que los gastos totales ascendieron a RD$161 mil 888 millones, cuya diferencia equivale a un saldo negativo de RD$10 mil 479 millones.

En cambio, para  el economista Miguel Ceara Hatton  las  cifras muestran una reducción del déficit fiscal, el cual no es el resultado de una mayor racionalización del gasto sino de una reducción de los programas de inversión.

Agregó que se ha mantenido el mismo desorden en el manejo del gasto público como lo muestra el caso de las “botellas” de algunas  instituciones del Estado donde ya había un personal supernumerario y se agregan nuevos funcionarios para llenar cuotas políticas.

De su lado, el economista Pavel Isa Contreras entiende que la restricción en el gasto público ha sido una de las principales características de la política de la administración de  Medina, lo que  se está traduciendo en una situación en la que el déficit público podría terminar siendo mucho menor al inicialmente propuesto.

Sin embargo, subrayó que este eventual resultado no es atribuible solo al  control del gasto, sino también a la incapacidad del aparato fiscal para ejecutar un programa de inversión pública inusual para el cual no está preparado.