Gobierno peruano dirige rescate de miles de damnificados

A1

El Gobierno del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, dirigió ayer el rescate de miles de damnificados en la región Piura, más de 1000 kilómetros al norte de Lima, tras la gran inundación que afectó a su capital y distritos aledaños.
Kuczynski y varios de sus ministros viajaron ayer a Piura para supervisar la entrega de ayuda humanitaria, equipos y el rescate de los miles de afectados que soportaron una torrencial lluvia entre el domingo y el lunes. Algunas de las zonas más golpeadas por el desborde del río Piura son los distritos de Catacaos, Chulucanas, Tambogrande y el centro de la ciudad de Piura, donde el agua alcanzó casi dos metros de altura.
Tras sobrevolar el distrito de Catacaos, el mandatario dijo que “lo importante ahora es reubicar a más o menos 10,000 personas que están en Catacaos a un lugar seguro”. “Para hacer eso se necesita construir dos a tres centros más de refugio”, añadió Kuczynski y estimó que lo más probable es que éstos “deban durar un mes”.
El nivel del caudal del río Piura superó el lunes los 3,000 metros cúbicos por segundo, pero en el transcurso de ayer el caudal bajó a la mitad, motivo por el cual Kuczynski señaló que había una buena señal para empezar con la reconstrucción parcial en esa región costera.
El jefe de Estado anunció que Piura será declarada en emergencia por la cantidad de personas desplazadas ante la pérdida de sus hogares. La cifra oficial de fallecidos por inundaciones en Perú se mantiene en 91, dado que la Policía Nacional descartó un reporte de más víctimas en Catacaos. “Respecto a la información que se había dado sobre los fallecidos, gracias a Dios ya hemos reconfirmado y no hay ningún muerto producto de la inundación.