Gobierno pide retirada de milicias de Trípoli y arremete contra el Parlamento

Trípoli. El Gobierno libio pidió hoy a todas las milicias que se encuentran en Trípoli que abandonen la ciudad y ha responsabilizado a la Asamblea Legislativa del bloqueo de la situación política.

A través de un comunicado leído por el ministro de Comunicación, Al Habib al Amin, el Ejecutivo recriminó al presidente del Parlamento, Nuri Abu Sahmin, haber solicitado el despliegue de las milicias Dera Quwa al Wasta en las entradas y zonas estratégicas de la ciudad.

Para Al Amin, la presencia de estos milicianos, en su mayoría procedentes de Misrata, al este de la capital, suponen un nuevo riesgo de enfrentamientos, debido a la presencia en la capital de las milicias Al Qaqaa y Al Sawaeq, originarias de Zintán, al sur de Trípoli, y que el domingo asaltaron el Parlamento.

Al Amin acusó también al Congreso Nacional General (Parlamento) de no haber respondido a la propuesta del Gobierno de adelantar las elecciones y de que el Parlamento decrete un periodo vacacional hasta la celebración de los comicios.

El portavoz del Ejecutivo exigió a la Asamblea, que tiene previsto reunirse el domingo, que acelere sus decisiones y que dé luz verde a los presupuestos del Estado para este año.

Al Amin responde así a las acusaciones lanzadas ayer por el Congreso Nacional, que tachó al Gobierno de ser incapaz de luchar contra la delincuencia en el país a pesar del apoyo incondicional de la Asamblea Legislativa.

Por otra parte, la Comisión Suprema Electoral, que había fijado el 25 de junio para las próximas elecciones, ha asegurado hoy que los comicios parlamentarios no podrán celebrarse hasta mediados de julio para el cumplimiento de los plazos.