Gobierno promueve derechos del niño

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/C4A94610-6469-49ED-8382-7F4482A3DDE2.jpeg

POR FERNANDO QUIROZ
La primera dama de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández, dijo anoche que casi medio millón de niños y adolescentes trabajan en el país y que más de 33,000 con edades hasta los catorce años, son huérfanos de padre o madre por causa del SIDA.

Al exponer una panorámica de la situación infantil en el país, la señora Cedeño de Fernández expresó que las estadísticas más recientes datan del año 2002, por lo que la situación debe ser más vulnerable luego de la crisis socioeconómica que impactó la nación, al incrementarse la pobreza.

Señaló que la tasa de mortalidad infantil aún se mantiene alta en el país, con 32 por mil nacidos vivos; que el bajo peso al nacer es de 14%; la desnutrición crónica de 9% y la aguda de 2% y que en menores de cinco años; hay un sub registro de 25% de la población infantil y más de mil niños viven en las calles.

La primera dama de la República habló ante integrantes de la organización canadiense Sociedad de Ayuda al Niño, que le visitaron en el Palacio Nacional.

Afirmó que el gobierno de su esposo el presidente Leonel Fernández, consciente de la realidad dominicana, promueve políticas públicas orientadas a garantizar el pleno cumplimiento de los derechos fundamentales de niños y adolescentes.

“Para nuestro gobierno, la niñez y la adolescencia son el centro del desarrollo, razón por la cual tenemos el firme compromiso de aplicar los mecanismos legales e institucionales necesarios para garantizar el disfrute de sus derechos individuales y sociales”, dijo.

Entre las intervenciones puestas en marcha para enfrentar la problemática, citó la creación de la Comisión Nacional de Lucha contra el Trabajo Infantil, integrada por instituciones del Estado, con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Infancia.

Resaltó como otra de las iniciativas, el programa de erradicación de la explotación sexual comercial de niños y adolescentes, orientado no sólo a la prevención, sino también a la recuperación de las víctimas, dentro de su contexto familiar, escolar y social.

También, desde su despacho, añadió, se ejecuta el programa Progresando, para promover el desarrollo integral de las familias en situación extrema de pobreza y el empoderamiento de cada uno de sus miembros, para que se convierta en actores de su progreso sostenido.

Dijo a los extranjeros que la República Dominicana es un país de ciudadanos jóvenes, más del 40% de la población es menor de 18 años, lo que revela la necesidad de vincular el desarrollo nacional a la promoción y ejecución de programas y proyectos que fomenten el desarrollo de la niñez y la adolescencia.