Gobierno reducirá aporte a energía

POR MANASES SEPULVEDA
El gobierno tiene previsto desarrollar un Plan de Acción en el sector eléctrico durante el año 2005 que busca reducir los gastos estatales en ese sector en unos 300 millones de dólares que incluye introducir una política de desmonte de subsidios y ajustes de tarifas, dijo ayer la Comisión Nacional de Energía.

  El director el organismo, ingeniero Rubén Montás, explicó que para la formulación del Plan fue necesario un análisis de la situación del sector y que se incluyen medidas de ejecución de acciones a corto, mediano y largo plazo para la recuperación del área energética.

La iniciativa involucra también a la Superintendencia de Electricidad, a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, a las distribuidoras de energía y al asesor energético presidencial y cuenta con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Fomento.

Montás detalló que el Plan está orientado a reducir los costos de generación, el mejoramiento de la gestión de pérdidas y cobranzas, la modificación de la estructura y niveles de subsidio, así como mantener niveles restringidos de suministro.

Expresa que al realizar un plan de aumento de la cobrabilidad, reducción de pérdidas y focalización de subsidios, junto con otras medidas, el déficit experimentará una reducción importante, pero que aún así el importe del déficit seguirá representando una gran carga para el gobierno dominicano, quien deberá asegurar cubrirlo con unos 300 millones de dólares.

“Si el proceso de negociación con los generadores se desarrolla orientado a la reducción del costo de la energía, estaríamos en presencia de posibles reducciones considerables del déficit”, afirmó.

Dijo que sobre la base de los planes de acción para el mejoramiento del cobro y la reducción de pérdidas de las empresas distribuidoras y asumiendo el logro de los índices alcanzados por éstas a principios del 2002, se estaría reduciendo un déficit de alrededor de unos 190 millones de dólares. 

Asimismo,  que el efecto de introducir una política de desmonte del subsidio y de ajuste de tarifas produciría una reducción del déficit proyectado para el 2005 en alrededor de unos 182 millones de dólares.

Sostuvo que junto a lo anterior, se deberá establecer desde el gobierno un sistema de pagos a los generadores a tiempo, tendente a garantizar que los niveles de suministro comprometidos se mantengan en el tiempo.