Golden State y Stephen Curry

29_11_2015 HOY_DOMINGO_291115_ Deportes3 B

He aquí un ejemplo de lo que está aterrorizando a los rivales sobre el 17-0 de los Warriors, aparte del “insignificante” hecho de que están con 17-0. La noche del viernes, Golden State sufrió en defensa, cediendo 116 puntos en 92 tiros de los locales Phoenix Suns. Los Warriors fueron descuidados en la ofensiva, pésimos con errores no forzados, sumando hasta 23. Fue un mal partido para ellos en varios aspectos. Aun así, ganaron por diferencia de 19 puntos, 135-116. Además, ni siquiera necesitaron que Stephen Curry jugara el último cuarto. Al igual que el juego dejó de ser competitivo después de tres cuartos. Ya los Suns estaban servidos. Un impío torrente de canastas de 3 puntos los había extinguido. En sus tres cuartos, Curry totalizó 41 puntos con nueve canastas de 3 puntos. El equipo estableció un récord, anotando 22 tiros más allá de la línea de tres puntos. Los Suns se quedaron pequeños, tratando de mejorar a Golden State en su estilo preferido. El resultado fue estéticamente agradable, mucha velocidad en el ataque. Phoenix ya había cavado un hoyo para entonces y no podían seguir el ritmo de Golden State, anotando tantas de tres. Los Suns tuvieron una gran noche más allá del arco, marcando 10 triples en 26 intentos.

Simplemente no se supone que el otro equipo supere esa cifra por 12. Golden State, a pesar de todas las preguntas sobre la “racha”, continúa centrándose en el proceso. El entrenador interino Luke Walton dijo: “perdimos el balón demasiado, todavía tenemos que mejorar en eso”. Draymond Green, que logró triple-doble el viernes, dijo: “no creo que nuestra actuación fue genial esta noche. No puedes dejar que el oro falso te engañe”. Tiene sentido. Los Warriors anotaron algunos triples que usualmente no encestan. Ellos necesitan reforzar, corregir ciertas cosas que podrían hacerles daño después. Si se trata de oro falso, sin embargo, así y todo todavía provoca que otros equipos tiemblen. Curry fue brillante, lo que parece redundante, posiblemente, incluso aburrido, si no fuera por su propensión para mostrar un nuevo truco en cada partido. Esta vez, con Ronnie Price intentando presionarlo, Curry evocó tres movimientos en una única jugada. En primer lugar, con un movimiento de driblin por detrás de la espalda que dejó a Price angustiado. Luego, con un amague de vuelo, envió a Price a volar. Y, por último, puso la guinda anotando la canasta y provocando la exclamación de la grada. “Después de eso, se sentía en ese punto como un juego en un lugar neutral “, dijo Curry de lo que su jugada provocó en la multitud. Entonces ¿cuándo van a perder los Warriors? Podría ser más temprano que tarde debido a una lesión de Harrison Barnes. Mientras que peleaba en el centro, el tobillo de Barnes se lesionó cuando aterrizó sobre Markieff Morris.

El equipo dice que es un esguince y que los rayos X son negativos. Sin embargo, la expectativa es que se perderá algo de tiempo, y Golden State no podrá contar con su dominante “alineación de la muerte” de Green-Barnes-Andre.