González y Morales lucen con su ofensiva; ganó el novato boricua López

d3

Houston, EEUU. El venezolano Carlos González lució con el bate y llegó a 40 vuelacercas en la temporada además de convertirse en el pelotero latinoamericano más destacado en la jornada del béisbol de las Grandes Ligas.

El cubano Kendrys Morales regresó de la lista de lesionados y lo hizo con clase al mandar la pelota a la calle y el abridor novato puertorriqueño Jorge López logró el triunfo en su segunda salida en las mayores.

González hizo sonar el bate en la derrota de los Rockies de Colorado por 3-4 contra los Diamondbacks de Arizona, que tuvieron al cerrador panameño Randall Delgado (7-4) como el hombre que se acreditó el triunfo en un episodio, tras retirar a dos bateadores rivales.

El toletero venezolano se fue de 5-2 con jonrón, produjo dos carreras y piso una vez la registradora.   Las dos impulsadas dejan a González con 96 en la competencia, y con .269 de promedio de bateo.

También en la derrota el cubano Kendrys Morales pegó un vuelacercas con los Reales de Kansas City, que perdieron 2-4 contra los Medias Blancas de Chicago, y llegó a las 106 carreras impulsadas, además de tener .291 de promedio de bateo.

Mientras que desde el montículo, López se hizo de su primer triunfo en las Grandes Ligas al llevar a los Cerveceros de Milwaukee a una victoria por 4-3 sobre los Padres de San Diego.

López (1-0), que debutó el pasado 23, logró su primer triunfo en las Grandes Ligas al lanzar cinco episodios, aceptó ocho imparables y tres carreras.

El boricua regaló dos bases y ponchó a siete para acreditarse el triunfo y dejó en 5.40 su promedio de efectividad.

El cerrador venezolano Francisco Rodríguez (38) se apuntó salvamento ponchando a un enemigo.   En el ataque el dominicano Jean Segura pegó el imparable que marcó el triunfo y agregó jonrón de dos carreras.

Además de conectar el imparable del triunfo, Segura (6) pegó de cuatro esquinas y terminó con tres carreras remolcadas.

En cuatro viajes a la caja de bateo, el dominicano pegó dos veces, impulsó tres para sumar 49 y pisó una vez la registradora.