¡Gracias, Roberto!

GABRIEL R. ROEDÁN HERNÁNDEZ
Gracias por el gran esfuerzo que haces por mantener limpia la ciudad. Los que vivimos en la capital a veces no notamos los cambios, hasta que un amigo norteamericano quien no había visitado la ciudad por dos años, se sorprendiera al verla limpia, sus avenidas y boulevares remodelados, arborizados y adornados durante las navidades. Gracias Roberto por leernos, escucharnos y complacernos.

Al igual que tú, nosotros también amamos esta ciudad. Algunos lectores me llaman el “articulista urbanista” desde que aparecieron artículos publicados en los periódicos HOY y Listín Diario, algunos a gran despliegue, en mayo de 1997, febrero de 1999, septiembre 2002, etc. Y ningún síndico les hizo caso. Pero en noviembre 13, del 2003 tu leíste mi articulo en el que te pedía sencillas mejoras para la ciudad. Sin conocerme ni comunicarte conmigo, diste la orden de emprenderlas. Cual no fue mi sorpresa al ver a los 5 días las brigadas rellenando el hoyo de San Carlos; y mi mayor alegría a los 15 días cuando comenzaron a trabajar en la construcción de las aceras debajo del puente seco de la avenida Italia, ¡ausentes por más de 40 años!

“Por sus obras los conoceréis, como a diario reconocemos las que legó el mismo Balaguer. Tu proyecto primordial aparenta ser la remodelación de un tramo de la avenida Duarte, incluyendo el parque Enriquillo. Desafortunadamente, de no resolverse con anterioridad los problemas que actualmente afectan ese sector, y que si tienen solución, la nueva vía será otra vez arrabalizada. Es pues, de primordial importancia, e indispensable para una “ciudad posible”, la construcción de terminales de autobuses Inter-urbanos en la periferia del casco de esta ciudad, lo cual, además de situarnos al nivel de las grandes ciudades del mundo, descongestionarían nuestras calles de innumerables autobuses y voladoras Inter-urbanas, las cuales, al entrar a la ciudad causan el caos en el tránsito. Amen del espectáculo del desorden ante los turistas.

Este proyecto tiene años diseñado, pero han faltado pantalones para realizarlo ¡Que oportunidad la tuya y la de los demás síndicos periféricos! Hay una ley vigente sobre “utilidad pública” ¡vamos a usarla!

He hablado personalmente con varios chóferes del concho todos aprueban entusiasmados este proyecto, ya que las líneas de autobuses capitalinos, las voladoras, los taxis y los carros públicos todos se beneficiarían recogiendo los pasajeros de las terminales.

Roberto dale toda la colaboración posible al nuevo “Barrio Chino”, pues sin dudas será una atracción más de nuestra ciudad, y le dará nueva vida a la Avenida Mella, la cual en las últimas décadas ha lucido lánguida y abandonada.

Durante tu próximo cuatrenio ponle atención a obras muy sencillas, de un presupuesto relativamente insignificante, pero que serían impactantes para la comunidad, como son la ampliación del parque Simón Bolívar, recientemente criticado, y con razón, por el Señor Embajador de Venezuela por el descuido en que se encuentra, responsabilidad nuestra. ¡Que vergüenza! Y más impactante aun, la construcción del exclusivo Peatonal del Palacio. Esos artículos están archivados en la computadora de tu oficina. Revísalos de nuevo para que sumes esas obras a la gloria de llegar a ser reconocido como el mejor síndico de la historia de esta ciudad primada.