Gran noche de Santa Rosa

23_08_2015 HOY_DOMINGO_230815_ ¡Alegría!11 B

El cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa sobrepasó el viernes los límites de capacidad de asistencia del Anfiteatro Municipal Nuryn Sanlley de Santo Domingo, al reunir más de 2 000 almas en su concierto “El amor en tiempo de salsa”.
La descarga musical que llenó de emociones al público inició a las 9:05 de la noche con la salsa “Yo la agarro bajando”, matizado por los gritos de las damas, algunas solas y otras acompañadas que celular en manos trataban de conseguir una buena foto o un buen video del show.

Matizada por los gritos y aplausos de la audiencia, la velada continuó con el tema “Vino tinto” y al finalizar Santa Rosa se dirigió a sus seguidores con las primeras palabras de la jornada que se extendería por dos horas y 40 minutos: “Buenas noches, estoy encantado de estar de vuelta en Santo Domingo y de cantar por primera vez en este anfiteatro. Para mí este es el país más feliz del mundo, aquí todo es una rumba”, manifestó el artista.

Dijo que era un día muy especial porque estaba de cumpleaños. “Mejor fiesta no podía tener al celebrar mis 53 años con ustedes”. En seguida el gran público le cantó “cumpleaños feliz”.

La noche continuó a ritmo de “Derroche”, del dominicano Manuel Jiménez, para llamar al escenario a la novel vocalista dominicana Nathalie Hazim, con quien cantó a dúo los temas “Dos enamorados” y “No pensé enamorarme”.

Algunas parejas no resistieron la tentación de bailar y se las ingeniaron en el escaso espacio entre los empedrados asientos, principalmente cuando Gilberto y la orquesta de once músicos interpretaron salsas como “Que manera de quererte”, “Me volvieron hablar de ella”, “Esa sombra loca” y “Sin voluntad”.

Vestido con pantalón rojo vino y camisa blanca con chaqueta gris, el artista boricua bajó hasta donde estaba nuestra “cantantaza” Maridalia Hernández y juntos entonaron la canción “Para quererte”, abrazados y rodeados de personas con celulares en manos para fotografiarlos.

Merengue. El género dominicano que tanto le gusta a Gilberto Santa Rosa tuvo un capítulo especial en esta ocasión, con la participación de dos leyendas de la música dominicana que pusieron a la concurrencia a bailar: Joseíto Mateo y Vinicio Franco. El primero, con 95 años, y el segundo con casi 82, provocaron la algarabía con “La chiva blanca” y “Siña Juanica”.
El concierto finalizó a las 11:45 con las salsas “La conciencia”, “Conteo regresivo” y “Perdóname”.