Grandes Ligas: Jugadores jóvenes presionan al sindicato

Grandes Ligas: Jugadores jóvenes  presionan al sindicato

Los estadios están a la espera de que se juegue en las Grandes Ligas.

Juan Soto y Vladimir Guerrero Jr., quienes en sus carreras ya han tenido que disputar temporadas recortadas, no acumulan juegos.

Los peloteros jóvenes están presionando al Sindicato de Jugadores para tratar de alcanzar un acuerdo para acabar con el paro de las Grandes Ligas de béisbol, que se mantiene desde el pasado 2 de diciembre. Las pérdidas económicas que puede generar el retraso en el inicio de la campaña y el impacto a futuro de esta situación ha empujado a muchos jugadores jóvenes a presionar al Sindicato para resolver el conflicto y regresar lo más pronto posible a juego, indicó a Efe una fuente cercana a los jugadores.

“Los jugadores jóvenes han estado presionando al Sindicato para que alcance una solución y les permita volver a juego, ya que para muchos no es conveniente que esta situación se extienda”, explicó la fuente, quien pidió mantener su nombre en anonimato, debido a la confidencialidad del asunto.

El sindicato y los dueños de los equipos han estado reunidos durante esta semana, logrando pequeños avances, los cuales no han sido suficientes para sanear las diferencias entre ambos. Además de las pérdidas en concepto de salario, que provocarían un inicio tardío de la temporada, el tiempo de servicio para optar por la agencia libre o arbitraje también sería perjudicado por dicha situación.

Leer más: Grandes Ligas enfrentan su primer paro laboral desde 1995

Jugadores como Juan Soto o Vladimir Guerrero Jr., quienes en sus carreras ya han tenido que disputar temporadas recortadas, como la del 2020, a causa de la pandemia, tendrían nuevamente que ver reducida su oportunidad de juego. Con ello, se reduciría la oportunidad que tienen de colocar mejores estadísticas que fortalezcan sus candidaturas al mercado de agentes libres o de arbitraje salarial. El miércoles, no acordaron.

Siguen reuniones sin acuerdos

A menos de cuatro días y medio de la fecha límite fijada por las Grandes Ligas para llegar a un acuerdo laboral que permita el inicio de la temporada el 31 de marzo y un calendario de 162 partidos, el dueño de los Yanquis de Nueva York Hal Steinbrenner, el lanzador Lance McCuller Jr.