Grupo de los seis nominará uno a candidatura

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/461F57B6-84CB-4174-B462-106C5BD48676.jpeg

POR ROSA ALCANTARA
Seis aspirantes a la presidencia de la República informaron ayer que uno de ellos u otro que se sume a ese grupo saldrá como candidato único del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Asimismo, Milagros Ortiz Bosch, Enmanuel Esquea Guerrero, Rafael Suberví Bonilla, Tomás Hernández Alberto, José Rafael Abinader y Virgilio Bello Rosa advirtieron que no temen ser sancionados por el PRD, tal y como han insinuado algunos de los directivos de la organización.

“Primero porque nuestro trabajo es por la institucionalidad, la democracia interna y la unidad del PRD y eso no puede considerarse como transgresión alguna a los preceptos del partido, pero además porque aquí (refiriéndose a ellos) y la gente que está con nosotros, está concentrado el más grande capital del PRD, decisivo en la programación o la ejecución de cualquier acción fundamental del partido”, subrayaron.

Los seis precandidatos presidenciales del PRD acudieron ayer al programa Uno+Uno donde fueron entrevistados por Juan Bolívar Díaz y Gustavo Olivo.

Aseguraron que su compromiso de trabajo garantiza el fortalecimiento institucional, la democracia interna y el reencuentro con los principios y los sectores de la sociedad que por muchos años hicieron del partido blanco la primera fuerza electoral del país.          

Dijeron que su decisión se orienta a devolver al PRD al compromiso ideológico, a la vuelta a su propuesta social, y a la rearticulación de un partido renovado y en condiciones de volver al poder para desarrollar buenas políticas de gobierno.

Expresaron que no tienen problema alguno con la alta dirección del partido y que su decisión de no acudir el pasado martes a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, se debió a que el presidente y el secretario general, Ramón Alburquerque y Orlando Jorge Mera, respectivamente, no pudieron suministrarles una nómina depurada, es decir, legal e institucional, de ese alto organismo de dirección.

“Habíamos solicitado con anterioridad, por escrito, al presidente y al secretario general esa lista”, afirman, “pero lo que el compañero Jorge Mera nos envió fue una relación con repeticiones, omisiones y la exclusión de compañeros y compañeras que por mandato estatuario son miembros del CEN”.

Aseguraron que “la mejor demostración de que no hubo mayoría del CEN es que se le ha dicho al país que asistieron más de mil 700 participantes, pero es sobradamente conocido que en el salón en que se efectuó la reunión no tiene cupo para más de mil personas, y muchos asistentes confirman que no se registró su asistencia, mientras que tenemos pruebas de que allí hubo gente que no pertenece al organismo, por lo que podemos afirmar que esa fue una reunión de un grupo de altos dirigentes y militantes, pero no una sesión formal del CEN”.

“No repetiremos experiencias fallidas”

Asimismo, los dirigentes perredeístas afirmaron que no repetirán la experiencia fallida del proceso 2000-2004 cuando los precandidatos presidenciales del PRD no pudieron ponerse de acuerdo para enfrentar la repostulación de Hipólito Mejía.

Ortiz Bosch, Esquea Guerrero, Suberví Bonilla, Abinader, Bello Rosa y Alberto, explicaron que parte esencial de sus diferencias de criterios con parte de la alta dirección consiste en que “ese grupo insiste en que el problema del PRD es escoger precipitadamente una candidatura “y nosotros entendemos que por los resultados de dos derrotas consecutivas y la reducción de su caudal electoral, el partido está enfermo y que antes que una candidatura precipitada lo que se requiere es corregir las desviaciones y los males que lo han estado afectando”.

Consideraron que el planteamiento de la celebración de un seminario para evaluar al partido es limitado, por lo que favorecen que el partido efectúe un congreso tal y como lo establece los estatutos.

Expusieron que favorecen que todo el partido se aboque a una discusión con amplia participación de las bases, una discusión a fondo que concluya en un Congreso con capacidad estatutaria y de mandato, “que trace las grandes líneas maestras con que el partido va a superar sus problemas y a responder a los retos y oportunidades que nos presenta el porvenir inmediato”.

Dijeron que se mantienen en sesión de trabajo permanente que incluye una serie de encuentros regionales con las bases del partido, así como el desarrollo de una línea de información y comunicación con la dirigencia media del partido en el país y las seccionales del exterior.