Grupo Rio acoge a Cuba y pide mantener los flujos financieros

ZACATECAS, MÉXICO. AFP. El Grupo de Río acogió a Cuba como su miembro número 23 y pedirá al G-20, a través de Argentina, Brasil y México, que evite una “contracción drástica” del financiamiento a los países emergentes, según resolvió una reunión de cancilleres realizada en la ciudad mexicana de Zacatecas.

“Los países que estaremos ahí participando, Argentina, Brasil y México, llevaremos las preocupaciones de los países de la región” entre ellas “que la crisis financiera no redunde en una contracción drástica” de las fuentes de financiamiento para países en desarrollo, dijo  la canciller mexicana Patricia Espinosa al finalizar el encuentro, ayer.

Como parte de un grupo de países emergentes, Argentina, Brasil y México son los únicos de América Latina que asistirán a la cumbre del G-20 en Washington donde el sábado se debatirá la crisis financiera junto a las naciones más desarrolladas.

El Grupo de Río también aprobó el ingreso de Cuba como miembro con pleno de derecho al mecanismo de concertación política de América Latina y el Caribe creado en 1986

“Cuba ingresó como miembro de derecho pleno al Grupo de Rio”, dijo a la AFP una fuente de la cancillería mexicana antes de anunciarse oficialmente la incorporación de la isla.

Los estados miembro del Grupo de Rio tomaron esta decisión a partir “de las expresiones de interés y de valoración positiva sobre la labor de diálogo, consulta y concertación políticos” sobre el mecanismo manifestadas por Cuba a diversos países, según un documento sobre la ampliación del grupo.

Frente a la inminente cumbre en Washington, los participantes en el encuentro expresaron su preocupación por las repercusiones de la crisis en las economías más débiles de la región.  Según la canciller mexicana, Jamaica puso sobre la mesa la difícil situación que enfrentarán ante la crisis universal los países pequeños de la región y que están altamente endeudados.  “Necesitamos evitar que esta crisis perjudique a países que son altamente vulnerables”, dijo.

Reunión será vital

Además de la reunión del G-20, en la declaración final, los cancilleres expusieron que “en las condiciones actuales”, el “éxito” de la Conferencia Internacional de Seguimiento del Consenso de Monterrey sobre Financiamiento para el Desarrollo, a realizarse en Doha, Qatar, en diciembre, “es más importante que nunca”.

En consecuencia se comprometieron a “participar activa y constructivamente al más alto nivel posible”.  Ante la crisis global es necesario además “proteger el empleo y las capacidades productivas nacionales.