Grupos provocan incidentes Los Llanos

http://hoy.com.do/image/article/58/460x390/0/98DF2361-F0C4-4D40-B99E-2EC151EDF2BA.jpeg

POR FRANKLIN GUERRERO Y ELÍAS RUIZ MATUK
LOS LLANOS, San Pedro de Macorís.—
Empujones, amenazas con armas y palabras ofensivas se produjeron ayer una actividad convocada por el Comité Patriótico Dominicano que mantuvo en tensión a esta comunidad.

La actividad se inició en horas de la tarde y reunió a personas de diferentes sectores.

La periodista Consuelo Despradel, quien es además una de las principales dirigentes del comité fue sacada del templo católico juntamente con otros periodistas, camarógrafos y fotógrafos entre los que también estaba el doctor Franklin Guerrero, fotógrafo del HOY y El Nacional.

El párroco Christopher Hartley fue señalado por miembros del comité de auspiciar “actividades haitianizantes” y pidieron su “expulsión inmediata” del país juntamente con otros extranjeros que calificaron de “subversivos”.

Entre estos señalaron a “sacerdotes y diáconos católicos y ministros protestantes”.

Para los organizadores del evento estos “seudos periodistas” eran identificados como personas pagadas por el sacerdote Hartley.

El Comité Patriótico Dominicano emitió un documento en el que deja establecido que sus propósitos son específicamente “defender la nación dominicana de la haitianización del país, que viene realizándose por la masiva invasión pacífica haitiana”.

De acuerdo con el documento esa invasión es promovida y financiada por potencias extranjeras, cuyos planes han sido denunciados.

A las 2:30 de la tarde aproximadamente, Despradel y otro grupo de periodistas, camarógrafos y fotógrafos que estaban en la actividad se acercaron al templo católico para hablar con el padre Harley. A través de emisarios del sacerdote le solicitaron entrar para conversar cosa que fue objetada por un hombre, explicó Guerrero, “tenía aspecto de vigilante y se retiró a pedir autorización”.

Los periodistas lograron penetrar a la iglesia. El templo católico en ese momento estaba repleto de haitianos, los que permanecían sentados y en silencio. Pero, minutos más tarde, hombres que se hicieron acompañar por agentes policiales, armados con escopetas calibre doce milímetros, empujaron a los periodistas hasta la puerta del templo para que salieran de allí.

La periodista Despradel fue empujada por el grupo y cayó al suelo, mientras que los presentes en el templo entonaban una canción en la que coreaban “no nos sacarán, no nos sacarán”.

Uno de los agentes manipuló su arma de fuego lo que provocó que muchos huyeran despavoridos para protegerse. Pero no llegó a disparar.

El número de agentes fue aumentado para llevar a los periodistas hasta sacarlos del templo dejarlos en el parque.

El Comité Patriótico Dominicano propone, en un documento entregado, promover la unión de los dominicanos en comités patrióticos provinciales, municipales, comunales, seccionales y barriales, así como el despliegue de una campaña de movilización exigiendo al gobierno “la repatriación masiva, inmediata e ininterrumpida, de haitianos indocumentados”.

Asimismo pide el sometimiento a la justicia de aquellos dominicanos que actúan como agentes extranjeros y atentan contra la seguridad del Estado “favoreciendo la haitianización del país”.

También exige un levantamiento de un censo de los dominicanos, hijos de dominicanos, que quieran ir a vivir en la frontera con el fin de recolonizarla y garantizar la dominicanidad, “tal y como la propuso el gran maestro Eugenio María de Hostos en 1901 y ejecutó, a partir de 1925, el gobierno de Horacio Vásquez, fundando a Pedernales y numerosas ciudades fronterizas”.